Yates domina otra llegada en alto, Bernal defensivo

Aunque el mismo Simon Yates no fue contundente en sus declaraciones sobre si cree que tiene una forma suficiente para poder llevarse el título del Giro de Italia, fue su director deportivo Brent Copeland quien fue más allá con la aseveración a la televisión italiana que el británico del Bike Exchange no está satisfecho y tratará de ganar la corsa rosa.


El equipo de licencia australiana volvió a la carga con el control del pelotón, asistido en esta ocasión por el Deceuninck Quick Step, propiciando una salida tempranera de João Almeida a la que Simon respondió poco después, cuando quedaban unos 6 kilómetro de la meta, justo antes de que la subida entrara a la zona más complicada.


Observé el comportamiento del Ineos y vi que estaban conformes con ir a ritmo”, explicó al final Yates. “Tenía el presentimiento de que me iba a dejar partir. Había leído en alguna declaración que Egan iba a tratar de ser más conservador en este cierre de carrera y evitar seguirme. Así cuando ataqué y se quedaron confirmé mi lectura. Lo único que me quedaba era ir a tope”.


Simon Yates (BEX) celebra su 4° victoria de etapa en sus participaciones en el Giro. Foto ©LaPresse


La victoria de etapa era parte de los objetivos de Simon en la carrera y aunque tardó en volver a tener su pico de forma, la tercera semana lo mete no solo en el podio, sino que le acorta la ventaja a Damiano Caruso (TBV) de quien está ahora 20”. Si las palabras de Copeland son una consigna en el bus de BEX, la etapa 20 será un regalo para la afición del ciclismo. Sin embargo, sin Nick Schultz por fractura de mano y un rendimiento limitado de Mikel Nieve (Simon comentó que el vasco no se ha sentido bien), el equipo necesitará de todas sus capacidades para crear la oportunidad y no será fácil con una jornada con más de 3,000 mts de desnivel.


Por otro lado, Egan Bernal consiguió defender su liderato aun cuando cedió otros 34” segundos con Yates incluidas las bonificaciones. Aunque pudieron organizar a sus tropas el Ineos Grenadiers pasó un susto cuando Daniel Martínez se cortó del lote principal con un grupo grande en el descenso del segundo puerto de montaña. Jonathan Castroviejo incluso bajó para esperar al grupo donde venía trabajando Salvatore Puccio para regresar al segundo de abordo con el lote de punta. Finalmente llegaron al lote justo antes de los últimos 15 kilómetros, gracia sen parte a una valiosa ayuda de Sebastián Molano (UAE).


De manera increíble Castroviejo pudo contribuir otros kilómetros valiosos en la subida a pesar del desgaste anterior. Ante la salida de Almeida y Yates, el grupo siguió trabajando en bloque permitiendo a Egan sentirse cómodo en las rampas más complicadas. Este ritmo que continuó Daniel controló la ventaja de Yates incluso a 17”. Egan quedó en solitario en los ultimos 1,800 metros y llegó con Almeida con quien negoció varios metros hasta que el portugués desesperado trató de ir por Yates dentro del último kilómetro y la victoria de etapa, pero se quedó corto por 11 segundos.


Al final el colombiano evaluó el escenario que se presenta después de esta batalla. Dijo que pensó que, sin saber cuál sería su forma para esta carrera, consideró que entregaría algunos segundos muy temprano, pero nunca pensó que podría incrementarlos de manera tan categórica en sus dos victorias de etapa y otros buenos cierres. Sin embargo, también es franco al conceder que, aunque se siente bien y lejos de la mala tarde de la etapa 17, ahora tiene que ser defensivo y cuidar su cosecha.


Egan Bernal (IGD) determinado a no dejar crecer la brecha con Yates. Foto ©LaPresse


Yates es el hombre más fuerte ahora. Nosotros tenemos que gestionar nuestra ventaja y trabajar de manera inteligente”, declaró Egan en conferencia de prensa. “No solo soy llevando la camiseta de lider, la llevo por todo el equipo y no quiero hacer algo malo y perderla. Quiero correr con la cabeza para llegar con la maglia a Milan.”


A Bernal se le preguntó si al final, cuando Almeida cerró en el último kilómetro, él sufrió de alguna manera o se guardó. “Bajé un poco al final, fue una subida muy rápida ", dijo." Tal vez podría haberlo hecho de 5 a 10 segundos más rápido, pero ese esfuerzo podría haberme puesto en dificultades cuando no necesitaba hacerlo. Al final, he preferido no ir a fondo en los últimos metros, porque sé que tengo una buena ventaja y quiero llegar con una reserva a la contrarreloj. Esa será una batalla hombre a hombre, cada uno solo de cara al viento”.


Damiano Caruso (TBV) fue uno de los que se ilusionó tratando de salirse del grupo que comandaba el Ineos después de la salida de Yates, lo miso que Hugh Carthy (EFN). Al final los dos pagaron el precio con la dificultad del terreno y la juventud de João. Caruso cedió 42” con Yates y pone en la tablita la defensa de su segundo cajón, aunque Simon comentó que cree que necesita ponerle más tiempo de por medio al italiano porque lo considera mejor contrarrelojista que él.


LA REINA DE LA TERCERA SEMANA


Con el termómetro de las emociones llegando a su punto más alto en la carrera, la etapa 20 parece que se convierte en la reina por lo que significa en la clasificación y porque tenemos dos cimas de mas de 2,000 metros sobre el nivel del mar.


Es una jornada compacta de 164 kilómetros entre Verbania y Alpe Motta. La jornada inicia en Piemonte, cruza la frontera a Suiza y regresa a Italia para terminar en la región de Lombardía. El pelotón arrancará a tope pues el sprint intermedio en Cannobio está a solo 16.9 km de la salida y quizás pueda promover más ataques pasando esa línea para buscar organizarse ante de iniciar el premio mas largo de la carrera, el Passo San Bernardino. Esta subida alpina tiene 23.7 kilómetros con una media del 6.2% y máxima del 12%, pero tiene un desnivel positivo de 1,472 metros y asciende a 2,065 msnm.



La subida tiene dos descansos, el primero después de los 7 kilómetros iniciales (con media del 8%) y el otro a 8.5 km del final. Esa tercera fracción de la subida baja de promedio al 6.7% y los ultimos 700 metros terminan literalmente en llano. La bajada tiene 19 kilómetros que llevan al lote al Splügenpass que se corona a 2,115 msnm. Este también es un premio de 1° categoría con 8.9km al 7.3%. La subida también tiene un descanso antes de los de ultimos 5.5km kilómetros en donde está la rampa más dura del ascenso al 12%.



La bajada es complicada y técnica ya que tiene pasos por túneles y galerías anti-avalancha que termina en Campodolcino ya en territorio italiano. El último puerto en Alpe Motta en un ascenso de 7.3 kilómetros que esta divididos por un descanso, donde se encuentra el sprint bonificado. Los primeros 4 kilómetros son al 8.7% con el paso por 6 túneles. Dicho tramo precede un kilómetro en terreno llano en Mandesimo, donde estarán disponibles 3, 2, y 1 segundo. El cierre tiene dos kilómetros al 8.6% con una rampa máxima del 13% y lagunas curvas. Hay dos curvas dentro del último kilómetro y los 550 metros finales bajan a 4.6% en línea recta a la línea de meta cerca de la base del funicular de Motta di Sotto.


Aunque el duelo es entre individuos, la mayoría de esta etapa 20 será ganada por la fortaleza de los equipos. El Ineos Grenadiers ha demostrado ser el más fuerte y esta jornada es el último reto para demostrarlo. Egan Bernal podría convertirse en solamente el tercer corredor en el nuevo siglo en ganar el Giro en su primer intento, tal como lo hizo Alberto Contador en 2008 y Nairo Quintana en 2014.


TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL ETAPA 18



Clasificación General latinoamericanos Etapa 18

1° Egan Bernal (Col-IGD)

7° Daniel Martínez (Col-IGD) 7:42”

44° Einer Rubio (Col-MOV) 1h 55:33”

45° Harold Tejada (Col-APT) 1h 56:13”

48° Jhonatan Narváez (Ecu-IGD) 2h 02:22”

53° Eduardo Sepúlveda (Arg-ANS) 2h 11:19”

108° Fernando Gaviria (Col-UAE) 3h 59:09”

125° Sebastián Molano (Col-UAE) 4h 22:35”

138° Maximiliano Richeze (Arg-UAE) 4h 37:54”


No partió la etapa Alexander Cepeda (Ecu-ANS)


Transmisión en vivo de TV:

Sábado 29 mayo

5:30am Col Caracol TV, Caracol HD2 y simultáneo en línea elgiroporcaracol.com


Más recientes