Una victoria de oro...amarillo

La lucha por las bonificaciones entre los candidatos al Tour de Francia quedó opacada por el trasfondo que significó la victoria de etapa de Mathieu van der Poel en el ámbito histórico y sentimental del ciclismo. Si bien MvdP nunca ha sentido una especial presión por ser el nieto de Raymond Poulidor, creando su propia imagen y sello en varias disciplinas del ciclismo, el corredor neerlandés sabía que tenía que rendirle tributo a su vuelo tarde o temprano, sobre todo a dos años de su sentida partida.


La primera etapa del Tour de Francia era la oportunidad perfecta, con su estreno en esta grande y una llegada tipo clásica para aprovechar sus características naturales. Pero la presión esta vez pudo más que las ganas, haciendo que el estrés y los nervios vencieran al corredor de 26 años quien no se halló nunca cómodo durante todo el día. Las caídas de la primera jornada tampoco ayudaron a la tensión personal. Al final sus cualidades quedaron demostradas en una ubicación correcta con el grupo bueno, pero no con las piernas para poder ganar.



Mirando al cielo: Mathieu van der Poel gana la etapa 2. Foto ©PresseSport./Bernard Papon


Con esta fotografía se fue a dormir MvdP, pensando que aún existía una oportunidad en la etapa 2 y las dos subidas del Mûr-de-Bretagne. Así que de regreso en los colores de su uniforme original y sin la parafernalia del primer día, Mathieu trató de pasar desapercibido, hasta que llegó el momento de hacer diferencia.


Corredores de clasificación general quedaron en primera fila en al llegar este doble ascenso, donde en el primer paso existían 8” al primer lugar. Con esa consigna en mente el lider del Alpecin Fenix se fue en solitario con un ataque que aparentaba ser a fondo hasta la línea de meta cuando quedaban unos 16 kilómetros, nada descabellado con otras propuestas similares del neerlandés. Pero van der Poel fue inteligente porque solo gasto momentáneamente por la bonificación y decidió quedarse quieto para regresar al colectivo enccabezado por los favoritos antes de la bajada del muro.


Otros candidatos pensaron que lo de MvdP había sido solo un chispazo regresó a la batalla para acomodarse para el segundo ascenso. El Ineos Grenadiers fue el equipo que mejor coloco a su tren para proteger a Richard Carapaz y Geraint Thomas con Kwiatkowski y Porte en cabeza. En esa subida los Education Nippo quedaron algo retrasados y tuvieron que luchar para no quedarse al margen del grupo marcando el ritmo. Con la tensión palpable entre los favoritos, Nairo Quintana (ARK) decidió intentar un ataque en la parte final de las rampas más duras del muro. El colombiano entró al ultimo kilómetro aún por delante de lote que reaccionó a su ataque con Dylan Teuns (TBV), Tadej Pogačar (UAE) y Primoz Roglič (TJV) y MvdP como los primeros perseguidores.


Sonny Colbrelli (TBV) trató de avivar la carrera con un ataque potente, pero van der Poel tiene el corazón en las piernas y partió sin que nadie pudiera seguirlo a 750 metros. Mathieu vio que Julian Alaphilippe quedaba atrapado detrás de otros y decidió que era su oportunidad de ir por la etapa, la bonificación y segundos de diferencia con ell maillot amarillo.



Colbrelli desistió en la persecución y entre que se decidían a ver quién iba por MvdP la brecha creció a favor del aguerrido lider del Alpecin Fenix. Con un gesto mirado al cielo por fin pudo hacer realidad su sueño de hacerle justicia a su abuelo con una camiseta amarilla que Poupou nunca pudo llevar en vida.

Muchos sentimos el nudo en la garganta porque Mathieu titubeaba para poder hilar palabras después de la victoria. Y es que uno se engancha con la historia deportiva pero también con el propósito de trascender del ser humano.


Pogačar y Roglič hicieron su cosecha por las bonificaciones en el primer paso del Mûr y en la llegada, con 11” y 6” respectivamente. Con lo que ahora son 3° y 4° con diferencia de un solo segundo entre ambos. Wilco Kelderman (BOH) fue el único qu estuvo con ellos, pero no pudo disputar ni una sola bonificación, sin embargo, emerge como una figura interesante para la general, porque se sabe defender en la Contrarreloj individual y ya fue podio en una grande el año pasado en el Giro de Italia. El resto de los favoritos llegaron con un corte de 2” de los eslovenos y Wilco.


Primer Tour, primera victoira, primer maillot Jaune. ©ASO / Charly López


Sobre qué tan orgulloso estaría Poupou de él, su nieto comentó: "Sobre todo, es la forma en que lo hice. Ni siquiera puedes planear algo como esto. Jugué todo lo que obtuve en la primera subida. Quería agarrar los segundos de bonificación porque esta era la última oportunidad para mí de conseguir el maillot amarillo y los necesitaba. Cuando lancé mi ataque con 800 metros para el final, nadie me siguió, así que seguí adelante. Los últimos 500 metros fueron realmente dolorosos, pero sabía que tenía que ir a toda velocidad para ganar. No supe que había tomado el maillot amarillo hasta 5 minutos después de la línea de meta. Terminarlo así es increíble. Me sentí mucho mejor hoy que ayer. Quizás ayer estaba un poco estresado. Desafortunadamente, mi abuelo [Raymond Poulidor] ya no está aquí… ¡Pero imagínense si estuviera aquí, qué orgulloso estaría! He hablado de eso muchas veces con mi mamá ".


Sergio Higuita (EFN) volvió a ser por segundo día consecutivo el mejor latinoamericano en meta, pero en general la mayoría han pasado una prueba muy dura en estas llegadas clasicómanas con buenas notas. En este colectivo entraron Richard Carapaz (IGD), Esteban Chaves (BEX), Nairo Quintana (ARK), Sergio Luis Henao (TQN) y Rigoberto Urán (EFN).


Esta llegada le costó tiempo a Geraint Thomas (IGD), quien junto con Miguel Ángel López (MOV), Jakob Fuglsang (AST) y Ion Izagirre (AST) cedieron 15” segundos más con ese grupo a 8” de MvdP y 17” con los eslovenos. Esta posición deja ahora al ecuatoriano por delante de su coequipero Thomas a dos días de la contrarreloj individual.


LOS SPRINTERS A ESCENA


La etapa 3 tiene la misma receta de columpios y cotas, pero con solo dos categorizadas. Saldrán de Lorient a Pontivy con 182.9 kilómetros en un duelo que esperan controlar los embaladores. La primera cota de 4ª está a 91.8 kilómetros de meta y la segunda a 34.3km. Sin embargo, hay un repecho no categorizado que se corona a 8.3 kilómetros que pueda ser un filtro para dejar piernas tocadas rumbo a la meta. Pasado este obstáculo la carretera tiene un constante terreno a favor y se estabiliza a unos 3 kilómetros de terminar.


PERFIL ETAPA 3 © ASO


A unos 2,400 metros hay una curva a la derecha para pasar por un puente y una derecha más para ingresar al Boulevard Jacques Violard que curvea suavemente a la izquierda a unos 1500 metros hasta dar un gri por una rotonda a la izquierda e ingresar a la recta fina en la carretera D67 donde esta la línea de meta. Hay una rotonda dentro del ultimo kilometro a 740 metros la cual tiene acceso por ambos extremos. Los ultimos 100 metros tienen una curva suave para ingresar a la recta final en la Calle General de Gaulle.


Con una recta larga los trenes tienen que dar un servicio de lujo. Caleb Ewan (TLJ) sale como favoritos, pero Arnaud Demare (GFC) tiene un tremendo tren. Deceunick Quick Step también lo tiene, pero dependen de las piernas de Mark Cavendish quien espera reverdecer laureles. La sorpresa puede ser Mvdp de amarillo o su coequipero Jasper Philipsen.


TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL



Clasificación general latinoamericanos Etapa 2

8° Sergio Higuita (Col-EFN) 26"

14° Nairo Quintana (Col-ARK) 26"

15° Esteban Chaves (Col-BEX) 26"

16° Rigoberto Urán (Col-EFN) 26"

18° Richard Carapaz (Ecu-IGD) 31"

31° Sergio Luis Henao (Col-TQN) 2:07"

33° Miguel Ángel López (Col-MOV) 2:22"

©

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic