Más recientes

Primer Tour, primera fuga, primera victoria de Pidcock

Los corredores sub 23 comenzaron hace tres temporadas a dominar la escena profesional y en las tres grandes. Tadej Pogačar (UAE) estrenó su participación en el Tour que ganó en 2020 adornado con tres vitorias de etapa a los 21 años. El esloveno aún tiene 23 años y ya dos títulos en la ronda gala. Pero es la Gran Bretaña la nación con la mayor proyección de jóvenes, todos en las filas del Ineos Grenadiers. Ben Tulett, Ben Turner, Ethan Hayter y Tom Pidcock representan el futuro de la escuadra que ha sabido reclutar a las futuras estrellas inglesas. Entre estas cartas, el multifacético Tom Pidcock es el primero en levantar la mano en las grandes, nada menos que con una victoria en el mítico Alpe d’Huez.


Pocos pueden ganar la primera y muchos menos en Alpe d'Huez. Foto © ASO/Pauline Ballet


La fuga de la etapa 12 pudo coronar con la victoria, gracias al control del Jumbo Visma en el grupo de los favoritos. Pero la escapada tuvo una conformación a pausas. Primero saltaron 6 con Neilson Powless (EFE) a la cabeza. En el tránsito del Col du Galibier saltaron Giulio Ciccone (TFS) y más tarde llegó Louise Meintjes (IWG), gracias al esfuerzo de su compañero George Zimmerman.


La sorpresa del día la brindó Chris Froome (IPT), quien atacó al lote principal sin oposición a 2 kilómetros de coronar el Galibier. El 4 veces campeón del Tour de pronto tuvo compañía en la bajada de 30 kilómetros: Tom Pidcock (ING) llegó como una ráfaga, desafiando las curvas y recostándose en la bicicleta como pocos pueden hacerlo. Su pericia está fincada en la habilidad que ha adquirido como competidor de alto nivel en Bici de montaña, de la cual es campeón olímpico de Cross country, y en la de Ciclocrós, de la cual es actual campeón mundial.


La idea era entrar en la escapada”, comento el nacido en Leeds al terminar la jornada. “Ayer perdí bastante tiempo para empezar a tener algo de libertad. Después del Galibier, me escapé en la bajada, sabiendo que nadie se arriesgaría a seguirme. Chris Froome lo hizo. Fue muy agradable compartir con él y trabajar juntos. ¡Es una leyenda! Tal vez no sea tan rápido como antes, pero sigue siendo Chris Froome.”


Seguramente Froome fue el primero en darse cuenta que Pidcock era el hombre a vencer en la fuga por lo que hizo lo imposible por seguirle el ritmo al corredor del Ineos. En la especial atmósfera del Alpe d’Huez, Pidcock decidió hacer su ataque en la pancarta de 10 kilómetro a meta. Aunque trataba de estar pendiente de sus perseguidores –Meintjes y Froome—nada pudo detener a Tom, quien en solitario añadió su nombre a las 31 ediciones de este puerto en el Tour.


“Esta victoria es sin duda uno de mis mejores momentos en el ciclismo, con las banderas, el ambiente y la gente... No puedes experimentar eso en ningún otro lugar que no sea en Alpe d'Huez", dijo emocionado el británico.


Por su parte Meintjes (IWG) solo pudo ser 2°, mientras que Froome arribó 3°. Pero el corredor del Israel Premier Tech hace mucho que no se veía protagonista. “Di todo lo que tenía hoy y no me arrepiento de nada”, dijo Froome. “De donde vengo en los últimos tres años, para terminar tercero en una de las etapas más duras del Tour, puedo estar muy feliz."


Control absoluto del Jumbos Visma en la etapa 12. Foto © ASO/Pauline Ballet


El Jumbo nunca soltó las riendas del lote con el top 10 de la general a bordo. Una a una las piezas de la maquinaria engranaron para evitar un ataque de Tadej Pogačar, hambriento de protagonismo y revancha. Todos hicieron su parte, desde Christophe Laporte al inicio, hasta Primoz Roglič y Sepp Kuss al final. Esta labor de muy alto calibre resultó en cortes para algunos lideres de equipo, que ya rodaban solos hacía algunos kilómetros. Nairo Quintana (ARK) y David Gaudu (GFC) se soltaron del lote, agobiados por el calor y el ritmo y obligados a reducir el daño con un paso regulado.


Luché hasta la línea de meta. Marqué mi ritmo para defender mi posición en la clasificación general” manifestó el colombiano, quien al final cedió una casilla en la general, ahora sexto. “Creo que trabajamos bien, hubo caídas dentro del equipo, con Warren y Maxime en la bajada del Col de la Croix de Fer. La subida al Alpe d'Huez fue muy rápida, requería potencia. Ahora estoy esperando los Pirineos, sus dificultades y, sobre todo, no hará 35°C cuando subamos los puertos. Así que podría ser diferente. Aquí hice todo lo posible para lograr un buen final de etapa. Seguiremos trabajando y avanzando en este Tour sin dejar de estar enfocados en nuestros objetivos”.


Por su pare Gaudu dijo que “Fue una jornada muy dura con este calor. Pero lo que es patético es que no confío en mí mismo. Tuve miedo de explotar, así que subí a mi ritmo. Quizás estoy decepcionado, me ha faltado confianza desde Dauphiné".


Tadej Pogačar (UAE) atacó dos veces ya en el ultimo tercio de la subida, pero no hubo manera de hacerle mella a la confianza y la forma de Jonas Vingegaard (TJV) en su primer día defendiendo el liderato. Tras recibir otra camiseta blanca como el mejor joven Pogačar comentó: “Después de lo que sucedió ayer, no estaba 100% confiado, pero hoy me sentí bien. Esperaba que Jumbo-Visma controlara la carrera de esta manera. Tienen un muy buen equipo para eso. Nosotros tratábamos de atacar, Jonas no contraatacó. Hubiera preferido eso para poder haber respondido. Simplemente me siguió y yo no era lo suficientemente fuerte como para dejarlo. Sé lo que pasó ayer y no volverá a pasar. Gasté demasiada energía en la subida al Galibier. Depende de mí atacar ahora. Jonas esta intratable, pero pondré todo lo que tengo en la batalla”.



Dos generaciones: Geraint Thomas felicita a Tom Pidcock por su victoria. Foto © Twitter Ineos


Otro que continúa mejorando cada día su forma es Geraint Thomas (ING). Si bien no atacará, responde muy pronto al duelo de Jonas y Tadej, y hoy no permitió ningún corte. Es difícil que el campeón del 2018 consiga separara a los rivales más fuertes, pero necesitará hacerlo junto a su equipo antes de la contrarreloj, a menos que se quiera conformar solo con un cajón de Podio. Por lo menos el equipo ya se acreditó una victoria de etapa que les quita un poco de presión.


Este viernes no hay montaña de alto calibre, pero si una jornada larga de 192,6 kilómetros entre le Bourg d’Oisans y Saint-Étienne, con temperaturas que se proyectan hasta 34°C. En el Valle de Rhône podríamos tener rachas de entre 30 y 40 km/hr.


PERFIL ETAPA 13 © A.S.O.


La salida será rápida con terreno a favor den los primeros 27 kilómetros. Hay 3 premios de montaña: dos de 3ª categoría y uno de 2ª. El día tiene otros repechos en el camino para sumar un total de 2,109 metros de desnivel positivo. Sin embargo, uno esperaría que los sprinters puedan controlar la fuga de la jornada y convertir esta llegada a Saint-Étienne en su escenario, ya que no hay muchas tras oportunidades. El ultimo premio está a 44km de meta, por lo que hay posibilidad para los veloces su el viento no fragua alguna sorpresa en ese acercamiento a la llegada.


Hay varias curvas y rotondas en los ultimos 5 kilómetros. A 1,250 metros hay que rodear una rotonda a la derecha para ingresar a la Calle 3 Glorieuses y una curva en escuadra a la izquierda en la Rue Montyon. Los ultimos 300 metros tienen una ligera cura a la izquierda para la recta final con una tendencia de falso llano justo frente al complejo deportivo del estadio Geoffroy Guichard.


TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL




Clasificación General Latinoamericanos

6° Nairo Quintana (Col-ARK) 3:58”

35° Rigoberto Urán (Col-EE) 1h 02:58”

46° Daniel Martínez (Col-ING) 1h 16:54”


Transmisión en Vivo para Colombia jueves

7:10 am Caracol HD2 y EltourporCaracol.com

9:15 am Caracol TV



Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
bicigoga-sitio2.png