top of page
Más recientes

La batalla de los 2000's

La batalla de los 2000’sLos campamentos de altura que se realizaron apenas a unos días del Tour de Francia 2019 serán la base con la que el pelotón de 176 ciclistas enfrentará una carrera que contempla 8 premios de montaña por encima de los 2000 metros de altura sobre el nivel del mar (7 si sacamos el Cormet de Roseland de 1,968 msnm). Aunque el 90% de estas cimas están en los Alpes de la tercera semana, eso no significa que la montaña sea moderada, ya que la primea de las 5 llegadas en alto es en la primera semana y en los Pirineos se rematará en el Tourmalet por segunda ocasión en la historia. Un total de 30 puertos de 2°, 1° y HC están contemplados en los 3,640 kilómetros del recorrido de este año. Y gracias al calentamiento global, algunos días las temperaturas este año superarán los 35°c, otro factor con que el que enfrentarse y recuperar cada día.


Llega la fiesta del año en Julio. Foto Prensa ASO


Como el año pasado, el Tour tiene una crono por equipos (27.2 km) apenas en la segunda etapa y una individual de 27.7 km en la segunda semana; así como 5 etapas de media montaña y 7 etapas determinadas llanas para el escenario de los embaladores.


La novedad de este año son la bonificaciones ubicadas en los penúltimos premios de montaña que están ubicados en 8 etapas: 3, 6, 8, 9 , 12, 15, 18, y 19 y que otorgarán , 5 y 2 segundos a los tres primeros corredores que pasen por dicha cima, lo que podría presión a las fugas que pretendan ganar en esas jornadas, pues los corredores de clasificación general estarán muy interesados en dichos segundos, los cuales son aparte de los habituales en la meta de 10, 6 y 4”.


Otra situación que puede aligerar la presión de los favoritos es que en las etapas con pronóstico de llegada masiva (1, 4, 7, 10, 11, 16 y 21) el corte de tiempo entre grupos será de 3 segundos y no de 1 como normalmente existe en meta, minimizando la lucha por posición de los hombres de general entre los embaladores. El Tour ya implementó esta medida en la última edición y creemos que debería ser una regla estandarizada en las grandes.


El Recorrido


La carrera iniciará en Bruselas el 6 de junio para honrar a Eddy Merckx y el aporte histórico del ciclismo belga. Aunque todo indica que los sprinters serán los primeros beneficiados en la búsqueda del maillot amarillo, que cumple 100 años de haberse establecido en el Tour, los clasicómanos no estarán muy lejos de su terreno ya que se subirán dos cotas adoquinadas de Flandes: el Mur van Geraardsbergen (Grammont) y el muro de Bosberg. Además, hay un sector de pavé de 1,900 metros en Thiméon a 76 kilómetros de la meta.

La crono por equipos llega temprano entre el Palacio real de Bruselas y el Atomium. En 2018 ganó el BMC, equipo que ahora es el CCC, pero que no tiene el mismo potencial para imponerse en esta ocasión. Hace un año muy pocos equipos quedaron en el margen de menos de 10” (Ineos, Deceunick Quick Step, Mitchelton Scott y Sunweb) aunque el recorrido del año pasado fue 8 kilómetros más largo. Equipos como el Education First, Astana, Movistar, Ag2r La Mondiale, Groupama FDJ y Trek Segafredo debieron pensar muy bien cómo complementar a sus líderes en 2019 para no sufrir la pérdida del año que fue de entre 30 y 1:38”.


La transición a territorio francés sucede en la etapa 3 de Binche a Epernay con los ultimos 55 kilómetros salpicados con cotas y una llegada explosiva para poner a prueba corredores con Julian Alaphilippe (DQT) y Wout van Aert (TJV).


De la hermosa Reims el pelotón llegará a Nancy en la etapa 4 con esperanza de otro duelo entre los embaladores en la etapa 4. Un día después el pelotón ingresará a los Vosgos con una jornada de media montaña, la primera con premios de 2° categoría con un recorrido de 170 kilómetros y llegada a Colmar.



PERFIL Etapa 6

Todos los favoritos deben haber considerado una visita a la Planche des Belles Filles (7km al 8.7%, máxima 20%) para refrescar la memoria, aunque la mayoría ya la ha vivido en carrera. Este año se le agregaron 1000 metros de destapado más al cierre, lo que le favorece a Egan Bernal (INS). Será la cuarta ocasión en que esta cima se utilizará en el Tour de Francia como llegada, todas en la presente década. En las tres ocasiones anteriores, los ciclistas que salieron vestidos de amarillo de esta cima terminaron ganando la carrera (2012 Froome, 2014 Nibali, 2017 Froome). Además, esta vez la Planche estará precedida de 6 premios, dos de ellos de 1° categoría. Esta es una jornada crítica en la carrera. Aunque algunos favoritos serán cautos, esta cima también puede favorecer a Thibaut Pinot (GFJ) o Vincenzo Nibali (TBM).


En la etapa 7 llega la etapa más larga del Tour (230 km), con los ultimos 90 en terreno mayormente llano para un embalaje masivo en Chalon-sur-Saộne. La etapa 8 es impredecible y se desarrolla sobre la región de Beaujolais, terreno de media montaña con 7 puertos y 4 mil metros de desnivel en 200 kilómetros rumbo a Saint-Étienne. Día cantado para una fuga. La primera semana esta a punto de cerrar, pero antes llega la celebración del 14 de Julio y la etapa 9 espera que un francés gane en la ciudad de Brioude, día de terreno escarpado y un premio de 3° a 13 kilómetros de la meta.


El lunes 15 se pone punto final a los primeros 10 días de competencia con 218 kilómetros entre Saint-Flour y Albi, otra jornada salpicada con media montaña que puede decantarse entre una escapada o un embalaje masivo.


Luego del primer día de descaso en Albi, el pelotón se embarcará en otro posible duelo de control entre los equipos de sprinters en Toulouse, ciudad que recibirá al Tour por 50° ocasión. En la etapa 12 la carrera hace su ingreso a los Pirineos, aunque no termina en alto, pero se subirán el Col de Peyresourde (13.2 km al 7%) y el Hourquette d’Ancizan (9.9 km al 7.5%), este ultimo coronado a 30 kilómetros de la meta en Bagnères-de-Bigorre.

Un día después llega la única contrarreloj individual de la carrera en Pau, un trazado con algunas cotas en los 27.2 kilómetros. Los escaladores aún tendrán etapas de montaña donde recuperar tiempo, pero nadie querrá entregar más de lo debido en esta jornada sobre la cabra. Sin Chris Froome y Tom Dumoulin en la carrera, Geraint Thomas (INS) es el especialista que puede sacar provecho antes de las cimas de 2000 msnm.


La etapa en línea más corta (117 km) es la 14, pero casi la mitad será con ganancia de terreno. El Col de Soulor (11.9km al 7.8%) será un escenario para el desgaste de las tropas de los favoritos antes de enfrentar la segunda llegada en alto del Tour. El Tourmalet ha sido escenario de muchos pasos a 2,115 msnm, pero esta será solo la segunda ocasión que es meta: la primera en 2010 con victoria de Andy Schleck. El Tourmalet (19km a 7.4%) invita a un ataque de lejos y varios corredores de fondo podrían hacerlo, como Jakob Fuglsang (AST) y Nairo Quintana (MOV). Dependiendo de cómo se haya acomodado el Ineos a estas alturas, Egan Bernal deberá estar cerca en la general y, si acompaña a Thomas, podrían hacer daño en conjunto.


PERFIL Ascenso al Tourmalet

La tercera llegada en alto se presenta el domingo 21 de julio, la etapa 15 con 187 kilómetros entre Limoux y Foix Prat d’Albis en otro recorrido pirenaico. 4 puertos de los cuales tres son de 1° categoría, incluida la llegada. Se sube al Port de Lers (11 km a 7%), el Mur de Péguère (9.3km al 7.9% máxima 18%) y cima final de 11.8 km al 6.9% pero con rampa máxima hasta del 11%. Si Adam Yates (MTS) no ha hecho ruido hasta estas alturas de la carrera, ésta es la oportunidad de armar diferencia y victoria de etapa. Y será importante cerrar la segunda semana con vibras positivas.


El martes 23 de julio regresa la acción con una relativa calma en la general y una etapa llana que sale y llega a la ciudad de Nîmes. Después llegan dos jornadas consecutivas con más de 200 kilómetros. La etapa 17 llegará a Gap, una ciudad que ha consentido varias victorias desde la fuga. Sin embargo, la col de la Sentinelle puede ser una oportunidad para el campeón del mundo, Alejandro Valverde (MOV), ya que luego de coronar ese premio de 3° categoría, solo hay 8.5 kilómetros en descenso a la meta.


PERFIL Etapa 18

En la etapa 18 inicia un interesante tríptico por los Alpes. Aunque no se termina en alto, ese jueves se circulará por tres cimas de +2000 msnm: Col de Vars, Col d’Izard y Col de Galibier, este último el más alto del día a 2,642. El coloso final tiene 23 kilómetros de longitud, pero son los ultimos 4 kilómetros los que harán más daño, donde están las rampas más difíciles. Una de las cimas míticas del Tour desde 1947, el Galibier ha sido conquistado por Colombia con Francisco Rodríguez, Lucho Herrera, Santiago Botero y Juan Mauricio Soler. Esta es una buena oportunidad para que se sumen el quinto colombiano a la historia, porque además está bonificado. La meta está bajando a 19 kilómetros en Valloire.


En la etapa 19 y 20 tenemos las últimas dos llegadas en alto de la carrera, que son oportunidad final de subirse al podio. La región de la Saboya recibe la etapa 19 con una escalada permanente de Sant-Jean-de-Maurienne rumbo a la cima Henry Desgrange como el punto más alto de la carrera: el Col de l’Iseran a 2770 msnm. La salida de la jornada esta a 585 msnm. Esta cima también tendrá bonificación de tiempo para los tres primeros lugares. Después de coronar hay un descenso de 27.5 km hasta les Brévières desde donde se inicia la última subida, Montée de Tignes, de 1° categoría (7.4km a 7%) que termina 2 km antes de llegar a un llano final a Tignes.