Fuga sobrevive por 50 metros, los favoritos piensan en la montaña

Parece que no fue solo la voluntad de los escapados, sino que la una mala comunicación con los tiempos dio como resultado un mal cálculo de neutralización de una fuga de tres hombres. El espectáculo de la persecución en la misma recta final es un escenario sumamente emocionante, aunque peligroso porque son dos grupos a diferentes velocidades y tamaños.



Estuvo cerca, pero Damiano Cima (NIP) gana la etapa 18 del Giro 102. Foto LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozzi

El equipo Bora Hansgrohe fue el que hizo la cacería a fondo, aunque al final otros equipos se metieron por posición, pero no necesariamente a la punta del grupo para contribuir. El Groupama FDJ tomó la punta hasta dentro de la recta final de 1600 metros y el BOH trató de emparejar el esfuerzo del equipo francés para un mano a mano entre Demare y Ackerman. Rüdiger Selig tuvo mejor pierna para llevar a Pascal en los ultimos 250 metros, mientras que Arnaud tuvo que salir temprano de su lanzador Jacopo Guarnieri al percatarse de lo que hacia el dueto alemán. En ese instante aparecieron varios corredores que sin lanzador hacían un esfuerzo por encontrar una línea. Una vez que Pascal Ackermann apostó en solitario, Selig quedó en el camino de Arnaud quien tuvo que hacer una maniobra para esquivarlo. Ahí ya habían alcanzado a Mirco Maestri (BAR) y Nico Denz (AG2) de la fuga, pero no a Damiano Cima (NIP) a solo 50 metros de la meta.


Simone Consonni (UAE) fue quien pudo seguir la estela de Ackermann, mientras Manuele Belletti (ANS), Florian Senechal (DQT) y Ryan Gibbons (TDD) ya se le habían adelantado a Demare en posición y con 25 metros ya nada pudo hacer el corredor que durante los días de montaña había portado la maglia ciclamino.


Pascal Ackerman (BOH) esperó a la etapa 18 para volverse a vestir con la Ciclamino. Fot LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozzi

Pascal Ackermann terminó segundo detrás del ultimo sobreviviente de la fuga y aunque hizo una rabieta por no poder quedarse con lo que hubiera sido una tercera victoria, al alemán después sonrió al comprender que os puntos en meta habían sido suficientes para superar a Démare. Quedan 4 sprints en el Giro, pero están involucrados sen terreno montañoso y quizás la única oportunidad para Démare seria lanzarse en fuga con 24 puntos disponibles de 1° lugar en la etapa 19, pero tendría que pasar el Passo di San Boldo de 3° categoría por delante de Ackermann y llevar compañeros para explorar dicha posibilidad. La diferencia entre ambos es de 13 puntos.



Además del enredón entre Lukasz Owsian (CCC) con Luke Durbridge (MTS) –aunque ambos pudieron continuar-- otro lamentable momento fue cuando un personaje literalmente dejó al paso de los corredores una bicicleta con la rueda delantera suelta. Asi como la mala intención dejo perplejos a los espectadores, otro buen ciudadano se cruzó a levantar el obstáculo del camino casi al tiempo que pasaban los corredores de la fuga. Menos mal que se pudo evitar un problema mayor, pero eso prueba lo vulnerable que son las carreras de ciclismo porque policía en cada metro no se puede tener y la organización también confía en el buen juicio y comportamiento de la afición. Afortunadamente ya hay reportes de que el culpable fue aprehendido.


Los hombres de clasificación general salvaron la larga jornada sin sobresaltos y pensando en las etapas decisivas que tienen viernes y sábado.


Vincenzo Nibali (TBM) al parecer está dispuesto a hacer un ataque épico, ya que declaro que ni el segundo ni el tercer puesto es lo que ha venido a buscar en el Giro. Aunque todo depende de cómo respondan las piernas quiere rendirle tributo al equipo que le ha sido su casa en las últimas dos temporadas. Nibali es un escalador de potencia, con dos o tres ataques en las piernas, pero además puede aprovechar sus habilidades en el descenso. Habría que adivinar cuál de las dos etapas que nos faltan sería su mejor plataforma o si va a querer descontar en ambas. El escualo también tiene que ver cómo están sus coequiperos, porque para hacer un asalto en grande tiene que tener el apoyo y fortaleza de cada uno de ellos.


Lo que es un hecho que hasta ahora el Movistar no ha cometido errores tácticos y que Richard Carapaz no ha mostrado ninguna debilidad. La Maglia rosa está además en anos del mejor escalador de la carrera.


Richars Carapaz (MOV) vestido de rosa antes de las {últimas dos etapas de montaña. Foto LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozzi

Este viernes la etapa es compacta, solo 151 kilómetros entre Treviso y la cima de San Martino di Castrozza, en el parque natural de Pannaveggio – Pale de San Martino, una de las puertas de entrada a los Dolomitos. La jornada tiene 2850 metros de desnivel positivo con tres premios incluidos y llegada en alto. Se inicia con un terreno de muchos repechos hasta donde está el Passo di San Boldo, de 6.3 km a una media de 6.8% y máxima de 11%. Este puerto se termina a 84.4 kilómetros de la meta.




Luego vienen más columpios para la disputa de los dos sprints intermedios en Lentai (64.4km) y Fonzaso (41.9km). El segundo premio en Lamon tiene 7.4 km de longitud, con media de 3.7% y máxima del 10% y termina a 34.5km de meta. La pregunta es si podrá hacer diferencia para un ataque, ya que la bajada solo tiene 4 kilómetros y existe un falso llano (17kms) hasta el puerto final. La subida a San Martino de Castrozza, ultima vez conquistada por Stefano Garzelli (2009), es de 13.6 km con un inicio suave de 2.4% en los dos primeros kilómetros. Luego viene un primer segmento 5.5 km al 6.3%, un corto respiro de 500 metros y de inmediato se vuelve a subir con la rampa más dura al 10% para iniciar otro tramo de 4.2 km l 6.2%. En los ultimos 700 metros el porcentaje baja hasta 4%, por lo que se espera una llegada rápida.





Aunque la fuga tendrá oportunidad, también veremos si un equipo como el Mitchelton Scott lanza la carga con Simon Yates por la etapa. Solo una diferencia grade se puede hacer si se ataca en los primero 3 o 4 kilómetros. Otros corredores que pueden intentarlo son los escaladores del EF1, quizás con Hugh Carthy, quien es el que se ha visto más fuerte. Tenemos curiosidad si Miguel Ángel López (AST) intentará dominar esta cima a 1478 msnm, o esperará a mañana. Creemos que las diferencias mayores están en la etapa 20, porque tiene 5 puertos, ninguno mejor a la 2° categoría.


Clasificación General de los latinoamericanos:

1° Richard Carapaz (Ecu-MOV)

6° Miguel Ángel López (Col-AST) a 6:17”

24° Sebastián Henao (Col-INE) a 46:45”

30° Andrey Amador (Crc-MOV) a 1h 01:15”

39° Esteban Chaves (Col-MTS) a 1h 13:58”

40° Iván Sosa (Col-INE) a 1h 14:07”

80° Miguel Florez (Col-ANS) a 2h 29:48”

85° Jhonatan Narváez (Ecu-INE) a 2h 38:59”

107° Jonathan Caicedo (Ecu-EF1) a 3h 24:39”

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com