Al sprint, Alemania pegó primero en el Giro

Por influencia de sus padres y hermanos, Pascal Ackermann (BOH) inició la práctica del ciclismo a la tierna edad de 6 años. Y creció idolatrando a corredores como Erik Zabel y Jan Ullrich, parándose frente a la televisor para apoyarlos como cualquier otro aficionado. Hoy por derecho propio el corredor nacido en Kandel, cerca de la frontera con Francia, se ha convertido en la nueva estrella de la larga lista histórica de embaladores alemanes.


Celebración en grande de Pascal Ackermann (BOH) en su estreno en el Giro. Foto LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozz

Poseedor de un imponente físico - 1.80 mts. y 78 kilogramos de peso-- en 4 años ha tomado todas las oportunidades recibidas en la categoría sub 23 y como profesional para iniciar su colección de victorias, un potencial que el Bora Hansgrohe no ha querido pasara por alto ni dejar libre, tras anunciar la extensión de su contrato por tres años más esta temporada. En 2018 consiguió su título nacional de ruta y sumó otras 9 victorias incluidas etapas en Dauphiné y Romandía.


Este año dominó la clasificación de puntos en la Volta ao Algarve, y 3 victorias individuales incluida la prestigiosa clásica alemana Eschborn-Frankfurt de calendario World Tour. Pero en su primera etapa en línea en su primera grande ya suma una victoria. Y pueden ser más.

No tengo palabras”, dijo el germano de 25 años. “Soy el más feliz porque estoy viviendo mi sueño y quiero que la gente sea que se puede ser feliz peleando por su sueño. Y equipo solo tiene 3 años al nivel más alto”. Seguramente esta ola de buena energía puede recargar también a los corredores de clasificación general del equipo: Rafal Majka y Davide Formolo. Y otras victorias que se pueden cosechar en ataque y fugas con Michael Schwarzmann.


El BOH trabajó todo el día para ayudar a controlar la fuga de la etapa 2 y ellos fueron al final los que organizaron al lote dentro de los últimos 10 kilómetros utilizando básicamente a todos los elementos del equipo, siendo el último en lanzar a Achermann su paisano Rüdiger Selig, quien durante un tiempo fue lanzador de Alexander Kristoff en el Katusha.

Mientras Caleb Ewan (TLS) llevaba a dos compañeros en el último kilómetro, Fernando Gaviria se sostenía con Simone Consonni (UAE) y el tren de Elia Viviani (DQT) se desdibujó en la recta final.


No tuve las mejores sensaciones después del primer puerto, lo cual pudo haber sido efecto también de las bajas temperaturas, pero me traté de mantener. HUbiera querido recompensar el gran trabajo de mi equipo . El tren de lanzamiento fue perfecto pero no tuve fuerzas. Han pasado algunas semanas desde que estuve en carrera, así que espero poder mejorar, tego confianza de que así sucederá”, dijo Fernando Gaviria al cierre.


Por su parte, Viviani siguió la rueda de Fernando, quien a s vez había conservado la rueda de Ewan. “Estaba en buena posición”, comentó el campeón italiano. “Pero Ackermann anticipó su ataque con viento a favor, y esperé demasiado antes de atacar yo. Mis últimos 50 metros fueron muy rápidos, pero no suficientes”. El potencia máxima en vatios de Viviani fue de 1500 en ese cierre.


La victoria de Ackermann significó la séptima alemana en años consecutivos en el Giro de Italia desde John Degenkolb en 2013 y es la primera del campeón nacional germano desde Andre Greipel en 2017.


Miguel Ángel López (AST) llegó en el lote principal --protegiendo su 4° lugar y la camiseta de los jóvenes-- así como Amador y Carapaz )MOV) Chaves (MTS), Caicedo (EF1), Narváez (IN) y Florez (ANS). Los que perdieron tiempo fueron Sosa, Henao y Molano, luego de haber cunplido con sus tareas de apoyo all equipo. La general no se movió significativamente y Primoz Roglic (TJV) pasó un día movido pero sin complicaciones.


Aunque hubo caídas serias en la jornada, todos los afectados terminaron la etapa. El último en llegar fue Guillaume Boivin (ICA) con una fuerte golpe en la rodilla izquierda, mientras que Jashha Süttelin8MOV) también finalizó con un fuerte golpe en hombro derecho y cabeza. En un roce dentro de los últimos 500 metros Olivier Le Gac (GFJ) se fue al piso pero se pudo reincorporar y terminar en su bicicleta. Veremos cómo amanecen para continuar en carrera.


Etapa 3

Este lunes llega otra jornada maratónica con 219 kilómetros entre Vinci y Ortebello. La ciudad de Leonardo se estrena en el recorrido del Giro con un historia que data del siglo 11, mientras que Orbetello ya ha sido salida de la corsa rosa, pero se estrenará como llegada. Aunque es una jornada de columpios, el único premio de montaña de 4° categoría está hasta 37.7 kilómetros a meta. La cercanía de la costa tirrénica hará el camino difícil en los últimos 10 kilómetros aunque sean en terreno llano y a nivel del mar. Una curva significativa a la derecha espera al pelotón a 5 kilómetros para ingresar a la costera provincial 161. Hay una curva a la izquierda a 1800 metros para ingresar a la via della Diga con mar a ambos costados y curvas consecutivas escuadra izquierda y derecha para rematar 250 metros sobre el la avenido Lungolago Marinai d’Italia. Elia Viviani es el favoritos si no se desconfigura su tren.


Clasificación General de los latinoamericanos: 4° Miguel Ángel López (Col-AST) 28”, 13° Richard Carapaz (Ecu-MOV) a 47”, 24° Esteban Chaves (Col-MTS) a 1:00”, 56° Andrey Amador (Crc-MOV) 1:32”, 79° Fernando Gaviria (Col-UAE) 1:52”,81° Jhonatan Narváez (Ecu-INE) 1:52”, 98° Jonathan Caicedo (Ecu-EF1) 2:14”, 105° Miguel Florez (Col-ANS) 2:14”, 108° Sebastián Henao (Col-INE) 2:14”, 122° Iván Sosa (Col-INE) 2:14”, 149° Juan Sebastián Molano (Col-UAE) 11:59”.

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com