Dolor antes de los Pirineos


Ya son 5 para marcel Kittel (QSF) en este Tour de Francia 2017. Foto © ASO/Bruno BADE

Ganar una etapa en el Tour de Francia es la ilusión de cualquier corredor profesional. Ahora imaginen tener que abrir la mano para contar las etapas que se han conseguido en una sola edición. Son contados los corredores -- aun siendo sprinter-- que puede reunir las condiciones físicas y factores de carrera para tener múltiples victorias. Ser el mejor no elimina los nervios ni las precauciones. Ser el mejor es también un alto grado de compromiso para no fallar en cada oportunidad. Dejar a los rivales sin una fórmula para encontrar una rendija por donde hacer su lucha es algo que pocas veces se da. No está Mark Cavendish (DDD) ni Peter Sagan (BOH) pero dudamos que en sprints declarados alguien fuera capaz de ganarle a Marcel Kittel. Nisiquiera la la herramienta del fotofinish ha fallado en contra del norme corredor alemán. Una vez más Dylan Groenewegen (TLJ) volvió a ser el de más veloz en su tope a 72.04 Km/hr en su cierre, pero no pudo salirle de atrás a Marcel Kittel (QSF) quien registró 71.24 km/hr. Solo Mark Cavendish en ese siglo había sido el único corredor en tener 5 victorias en una sola edición. Pero se ve que el alemán tiene para más con la opciones que abrió esta edición del Tour para los más veloces.



#SiMeAtrevo

Sin embargo la victoria de espíritu combativo de la llevó Maciej Bodnar el polaco de 32 años del Bora Hansgrohe. El corredor estuvo más de 200 kilómetros escapado y se quedó a 245 metros de poder apuntarse su primera victoria en una grande. Un corredor tres veces campeón nacional contrarreloj trató de aprovechar esa cualidad para separarse de sus compañeros de escapada a 28 kilómetros de la meta en Pau y puso en marcha su mejor pedalada que casi mantuvo a raya a todos los trenes de embaladores. Aunque duelen este tipo de derrotas un corredor como Bodnar supo aprovechar la oportunidad y por poco le sale.


La zona de abastecimiento acabó siendo una trampa para varios corredores, especialmente dos del Astana que se fueron al piso: Dario Cataldo y Jacob Fuglsang. El italiano quedó fuera de carrera con la sospecha posteriormente confirmada fractura en el escafoide de la mano izquierda y muchos golpes en ese costado. El danés, 5º en la clasificación general, se levantó pero con muchas molestias en el brazo del mismo lado. Fuglsang de inmediato visitó el hospital para confirmar también dos pequeñas fracturas: una en el escafoide y otra en la cabeza de radio junto al codo. La noticia desde el campamento del equipo kazajo es que Jacob sigue en competencia y uno no se imagina qué tipo tipo de protección puede llevar un corredor para poder salvar una jornada de alta montaña, pensando en el apoyo que requiere el esfuerzo en una subida sobre los brazos, sobre todo parado en pedales.


Lo que es un hecho es que uno de los equipos candidatos a mover la carrera por ser el único rival del SKY en tener dos fichas en el top 10 tiene llega con desventaja de no contar con el corredor danés en su mejor forma. Eso no significa que Fabio Aru tenga atadas las manos porque el 2º en la general ha sido el único corredor que le ha podido sacar ventaja a Froome en la única llegada en alto de la carrera.



Infortunadamente Alberto Contador fue uno de quienes les tocó ir al piso en la etapa 11.

Foto © ASO/Pauline BALLET



Alberto Contador (TFS) tuvo tan mal fortuna en la etapa pronosticada para los sprinters que se fue dos veces al piso. Primero en esa zona de abastecimiento donde Degenkolb y Zubeldía tuvieron también caídas pero leves y sin consecuencias. Sin embargo la segunda fue ya dentro de los últimos 50 kilómetros donde Alberto no pudo evitar irse al piso cuando su compañero Michael Gogl al parecer pisó una piedra y cayó justo enfrente del español. El colombiano Jarlinson Pantano estuvo ahí para regresar a un adolorido capitán al pelotón


"Yo nunca creía en la mala suerte pero este Tour me está poniendo al límite sobre todo psicológicamente”, dijo Alberto. “Pero si les puedo decirle a aquellos que dicen que me voy a rendir que no me conocen. Me pegué fuerte sobre todo en la cadera...obviamente esto hace más complicado el escenario para los Pirineos, pero como dije no me voy a dar por vencido. Ahora tengo mayor determinación y así es como vamos a manejar esta situación”, concluyó.


Este jueves se corre una kilométrica etapa de montaña con los premios más difíciles en los últimos 80 kilómetros. En total son 6 premios: 1 uno de 4ª, tres de 2º, dos de 1ª y uno de Categoría especial.


Luego de haber subido al Cote de Capvern (7.7km a 3.15) y el Col des Ares (6.9-km a 4-6%) el lote habrá recorrido 111 kilómetros de los 214.5 pactados en el día. A continuación llegará lo más complicado de la jornada con el Col de Menté (1ª cat 6.9km a 8.1%) y Port de Balés (HC 11.7km a 7.7%) este último con 1775 metros de altitud sobre el nivel del mar. El descenso de este premio de categoría especial tiene solo 10 kilómetros para enfrentar un doble remate. Será la segunda vez que se suba al Peyragudes (2.4km a 8.4%) como remate de etapa en el Tour de Francia (la primera la ganó Alejandro Valverde en 2012). Sin embargo este premio está precedido del más conocido Peyresourde que se ha subido 63 veces (última en 2014 coronado por Vasil Kiryienka).


El Peyresourde es de 9.7km a una media de 7.7% y una vez coronado el pelotón tiene 3 kilómetros de bajada para el remate categorizado de 2ª categoría en Payragudes, que para entonces se sentirá como una pared.


Con las posibilidades de puntos de sprint en el kilómetro 90 de la carrera quizás haya un alto tren de velocidad para no dejar ir a rivales de Kittel como Michael Matthews, con ese desgaste los equipos de clasificación general deberán meter corredores en la subida al Col de Menté que es el primero de alto calibre. Sin embargo no descartamos que luego de una primera criba sea el Port de Balés donde se intente una escapada de un corredor como Alberto Contador o incluso Damiano Caruso (BMC) quien es la ficha top 20 que dejó la salida de Richie Porte.


El AG2R La MOndiale tiene muy buenas perspectivas pues con Pierre Roger Latour y Alexis Vuillermoz también pueden mover sus ataques e intentar ayudar a Bardet sino también presionar a Simon Yates (ORS) en la clasificación de los jóvenes. En esa estrategia de lanzar ayuda de lejos seguramente puede estar contemplado Esteban Chaves, aunque la carta de Bogotano también puede funcionar en la etapa del viernes. Quizás el Cannondale Drapac tambié intente subir a Pierre Rolland o a Simon Clarke como posible apoyo para Rigoberto Urán.


Por la calidad de sus gregarios Chris Froome es quien tiene la perspectiva más amplia para abrir su cuenta de victorias de etapa en este Tour. Pensamos que en un día con piernas Nairo Quintana (MOV) pueda atacar en el Peyresourde y quizás lograr acompañamiento de Dan Martin (QGS). Ahí es cuando el maillot amarillo deberá escoger las batallas que quiera librar.


CLASIFICACIÓN GENERAL LATINOAMERICANOS


4º Rigoberto Urán ( - CDT) +55”

8º Nairo Quintana ( - MOV) +2:13”

15º Sergio Luis Henao ( - SKY) +6:55”

19º Carlos Betancur ( - MOV) +10:34”

28º Jarlinson Pantano ( - TFS) +23:05”

35º Esteban Chaves ( - ORS) +32:03”

37º Eduardo Sepúlveda ( - FVC) +35:24”

96º Darwin Atapuma ( - UAE) +1h 05:27”

106º Andrey Amador ( - MOV) +1h 10:42”

TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com