Froome saca ventaja en el primer duelo alpino

Tras la ausencia de potencia en las piernas de Nairo Quintana (MOV) en el cierre de la subida final y la imposibilidad de estar a la altura de sus rivales más fuertes, los objetivos ha dado un vuelco a sus intenciones iniciales de buscar el título. Está a 35 segundos del podio situado en el 4º lugar detrás del joven británico Adam Yates (OBE) quien hoy le puso 20 “ en la meta al colombiano. Aun cuando quedan 2 etapas en Alpes y una cronoescalada hay una conclusión que no tiene vuelta de hoja tras la etapa 17: Chris Froome (SKY) es el corredor más fuerte de este Tour de Francia apoyado en el trabajo de 5 escaladores que han apagado cada fuego que le ha encendido enfrente a su lider. El mismo Froome ha debido aguantar el enorme ritmo de carrera que pusieron los propios gregarios del SKY.

El SKY continuó demostrando su fortaleza © ASO/P.Ballet

En el día en que se los rivales le quisieron endurecer la carrera al británico, el Astana intentó hacer su parte para que Fabio Aru recortara tiempo así como ejercer en sinergia sus intereses con los del Movistar. En la subida al Forclaz, penúltimo premio de la jornada, Winner Anacona puso un buen ritmo que decantó al grupo, pero ahí seguían todavía 4 gregarios del SKY. Fue cuando Vincenzo Nibali se puso a tirar del grupo cuando se sintió un ritmo muy exigente en la subida donde se quedaron cortados Tejay van Garderen y Pierre Rolland.

Ya subiendo el Finhaut-Emosson Fabio Aru había gastado a todos sus hombres y decidió atacar a unos 3 kilómetros de la meta a cuya salida se animó Nairo Quintana. Pero Wout Poels reaccionó a la amenaza de la dupla. Luego fue turno de Richie Porte (BMC) quien sí consiguió a hacer una diferencia y a cuya estela partió el mismo Froome. Atrás Nairo sufría para mantener ritmo en la bicicleta y aunque fue referencia del grupo de Aru, Yates, Bardet (AG2) y Meintjes (LAM) por unos metros pronto el paso del colombiano se quedó corto y viéndolo en dificultades esa cuarteta lo dejó atrás. Al cruzar la línea de meta Nairo había cedido 28” con el maillot amarillo. Atrás también luchaba a brazo partido Bauke Mollema (TFS) para defender su 2º cajón del podio, el cual pudo conservar pero ahora con solo 26” sobre Yates. Aunque está a 1 minuto del 3º lugar del podio también el australiano del BMC puede hacer más complicada la lucha ya que está finalizando más fuerte que el resto de los rivales.

No fue un gran día para mí”, declaró Quintana al final de la etapa. “Esperaba hacerlo mejor porque tenía buenas sensaciones, pero mi cuerpo no se ha sentido bien al final. Lo hice lo mejor que pude. Espero que pueda recuperar lo mejor posible para reaccionar bien, como siempre he hecho en los años anteriores. Me encuentro bien, es solo un día malo. Hay que recuperar y que vuelva el cuerpo a su estado natural, como ha sucedido en otras carreras. Hasta París cualquier cosa puede pasar. ¿El Sueño Amarillo? Quedan muchos años. Tengo 26 y tengo gente por delante de mí con más experiencia. Me queda mucho tiempo para seguir luchando”.

Con la salida de Gorka Izaguirre en el primer kilómetro de Carrera por una caída el Movistar ya iba mermado pues el trabajo de 8 se tendría que repartir en 7. La jornada inició demasiado rápido (51km/r la primera hora) cuando se dio la lucha por formar la fuga definitiva. La estrategia de Astana funcionó muy bien mandando a 2 corredores en la escapada (Lutzenko y Kangert) que serían un punto de apoyo para su lider italiano. También el calor hizo bastante mella en la jornada y tratar de recuperar el ritmo de carrera tras el día de descanso exigió bastante.

Por su parte Jarlinson Pantano (IAM) se volvió a montar en la escapada con las intenciones de luchar por una segunda victoria de etapa, aunque ahora con llegada de categoría especial. Aprovechando su gran forma el vallecaucano pudo mantenerse con escaladores más fueres en la Forclaz y luego separó a varios rivales en la bajada que realizó marcando la línea por delante de Rafal Majka (TNK). Ya en el premio final les llegó Ilnur Zakarin (KAT) quien a final de cuentas encontró las piernas para separarse de Pantano a unos 5 kilómetros de la meta.

Curiosamente el ruso se ha enfrentado a corredores colombianos en tres llegadas de etapa en los ultimos meses: Venció en la etapa 11 de Giro de Italia 2015 en un lluvioso día en el autódromo Enzo Ferrari por delante de Carlos Betancur. Venció en un sprint a Nairo Quintana en la subida a Morgins en la etapa 2 del Tour de Romandía 2016 (Aunque después fue relegado al 2º lugar por una maniobra considerada ilegal por delante de Nairo) y finalmente ahora enfrentando a Pantano en el Finhaut-Emosson. Aunque Jarlinson terminó 2º en la meta el caleño está demostrando con creces su evolución y tendrá un futuro brillante en su siguiente escuadra World Tour para 2017 (Todo apunta que en el Trek Segafredo de Mollema y Contador). El caleño fue elegido el más combativo de la etapa 17 y levará el dorsal rojo cuando parta en la cronoescalada de la etapa 18.

Ponerse a pensar en este momento sobre lo que no ha funcionado para Nairo no es la mejor forma de terminar la carrera. El boyacense sabe que tiene que reunir fuerzas para tratar de alcanzar un lugar de podio y por supuesto intentar la victoria de etapa que no ha podido repetir desde 2013 en el Tour. Sin embargo el análisis más profundo deberá llegar tras la carrera para saber en qué se quedó corto o en qué se pasó en la temporada y tratar de presentar también una escuadra que pueda competir lo más cerca hombre a hombre con el SKY.

El ciclismo no da manga ancha para confiar en ciertos días porque llegada la fecha el cuerpo puede no responder. Con la experiencia de 8 grandes Tours terminados y 2 títulos en el TDF Froome no desperdició la oportunidad de un asalto temprano y sorprendente antes de llegar a su terreno fuerte en la CRI. También llegó más fresco a la carrera con menos kilómetros y sin preocuparse por sumar resultados antes del Tour, todo basado en su experiencia y lo aprendido en 5 anteriores visitas a la ronda gala y a saber analizar a sus rivales.

De los 4 corredores colombianos 3 de ellos están en el top 25 de la carrera (4º Quintana, 14º Henao, 23º Pantano) con Nairo aun en posibilidad de terminar en algún cajón de honor en París. Pocos corredores en la historia han terminado en podio en sus tres primeras incursiones en el TDF y con solo 26 años. Si hay algo que decir es que de aquí todos los corredores saldrán más fuertes mentalmente y más sabios sobre sus próximo objetivos. y conocerán mejor su naturaleza para sacarle jugo y leer la carrera. Además hay que recordar que aún Nairo podría tener la opción de correr Vuelta a España.

La cronoescalada de este jueves es de 17 kilómetros con un arranque suave en los primeros 4.5km para luego iniciar la subida en los siguientes 3 mil metros con rampas de entre 8 y 11% en el Cote de Domancy (donde se otorgará el premio “Bernard Hinault” al mejor tiempo en la cima). Luego viene un descanso y un falso llano hasta el kilómetro 11 cuando vuelve a una rampa del 8.3%. Luego de otro descanso y una rampa final de 8.5% se remata la cima en la Cote des Chozeaux con un falso llano en el último kilómetro para coronar y luego viene un descenso de 2km a Megéve.

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com