Eolo presente

Por segundo día consecutivo Nairo Quintana (MOV) hace el recuento de que ha tenido que enfrentarse a su peor enemigo natural desde el Tour de France del año pasado: el viento. No fueron las ráfagas del mar del norte como en 2015, sino los vientos mistrales del Mediterráneo en las etapas 12 y 13.

Si a eso se les suma a un fuerte Chris Froome (SKY) determinado en sacar ganancias de todos los cajones del armario el resultado deja al corredor colombiano fuera de podio del Tour por ahora y con una desventaja de 2:59" en el 4º puesto. Froome además de hacerlo con las piernas también ha minado la confianza de Nairo en los dos días de asalto en bajada y ataque en el llano. Y cuando el líder del Movistar se animó a atacar desde abajo en la subida recortada al Ventoux hasta en dos ocasiones se encontró con un viento de cara que no le dejó desarrollar a fondo su estrategia.

En la contrarreloj individual de este viernes el viento volvió a hacer acto de presencia interrumpiendo el esfuerzo de muchos corredores incluso con una talla más grande y pesada que Nairo. Los constantes cambios de ritmo así como algunos descensos técnicos en el recorrido también jugaron en contra de los escaladores puros como el caso de Bardet (AG2) Aru (AST) y Quintana (MOV), mientras otros corredores de perfil más "redondo o equilibrado" tuvieron mejor día como Tejay van Garderen (BMC) o Geraint Thomas (SKY).

"Hacía mucho viento al comienzo, el lógico que por mi bajo peso el viento me afectase más. En la parte final las piernas me han respondido mejor y he recuperado algo de tiempo. El cuerpo respondió mejor en la parte final. Me quedo bastante lejos en la general, pero espero que las piernas sigan bien. Queda muchas etapa de montaña y esperamos recuperar algo", dijo como balance de la jornada el boyacense.

La estrategia ofensiva, manejar el ataque en diferentes escenarios y aprovechar el ataque de los rivales para lanzar los suyos en la montaña le ha servido de manera brillante al actual campeón defensor. La recuperación de Froome ha estado a la orden del día sin que la caída de ayer u otros gastos hayan afectado su rendimiento hoy y tuvo parar superar a sus rivales, siendo el más cercano Bauke Mollema (TFS) a 51 segundos en la línea de meta de la crono. El mejor golpe de pedal por ahora para Nairo le ha alcanzado para seguir el ritmo de Froome pero no para poderlo superar en un ataque. Pero llega la tercera semana donde Quintana ha lucido históricamente.

Pareciera que la lucha por ahora se siembra por dos cajones del podio porque Froome se ha separado sensiblemente de sus competidores y eso le permitiría apostar por una estrategia defensiva. Pero lo que asusta más es que con los fuerte que se nota el británico podría intentar incluso otros ataque antes de llegar a la siguiente cima en alto (tercera semana) como para ponerles una tranca más alta de saltar a los demás. No estaría mal hacerle caso al adagio de "la unión hace la fuerza".

Por esta circunstancia quizás podríamos ver un ciclismo más bonito y ofensivo. Hay corredores que no se conformarán con ser sólo top 10 y seguro que moverán la carrera en la montaña como es el caso de Dan Martin (EQS) y los BMC Porte y van Garderen.

Romain Bardet carga con la bandera francesa que espera esa primera victoria de uno de casa y hacer el descuento también de su actual 7º lugar.

La cercanía de Alejandro Valverde en la general, ahora 5º, vuelve a darle quizás una doble mezcla al Movistar si la saben aprovechar y logran ataques concatenados y contundentes. El joven Adam Yates (OBE) demostró mucho coraje con una crono destacada para seguir en un cajón del podio aunque ahora sea tercero. Pero como hemos dicho en nuestras transmisiones ahora la situación está basada en el fondo que cada uno de estos líderes pueda haber abonado en su temporada y campamentos de entrenamiento.

Por ahora domina quien ha sido el más astuto y fuerte y que además viste de amarillo. Cada detalle tendrá que verse con lupa en las próximas etapas ya que la segunda semana no se termina sino hasta el martes.

Ese sábado tendremos una jornada de más de 200 kilómetros rumbo a Villars-les-Dombes, día de fugas y persecución de los equipos con embaladores. La llegada es totalmente llana y con dos curvas en escuadra fuera del último kilómetro que se desarrollará en una larga recta que termina en el Parc des Oiseaux. Esta llegada tiene cara de Marcel Kittel (EQS) pero si él y Andre Greipel (LTS) quieren tener oportunidad ante un enrachado Mark Cavendish (DDD) deben buscarla manera de encajonarlo o dejarlo atrapado parque no se pesque de sus trenes. Quizás Manxman se quedó sin Mark Renshaw (baja Etapa 8) pero cuenta con Bernhard Eisel.

CG Latinoamericanos: 4º Nairo Quintana (Col-MOV) 2:59”, 14º Sergio Henao (Col-SKY) 6:25”, 302º Jarlinson Pantano (Col-IAM) 44:04”, 32º Eduardo Sepúlveda (Arg-FVC) 44:56”, 78º Winner Anacona (Col-MOV) 1h 36:11”, 149º Maxi Richeze (Arg-EQS) 2h 18:32”.

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com