Victoria a pulso de Mohorič, Roglič sufre golpe a su candidatura

Aunque la celebración es grande tras la victoria de Matej Mohorič (TBV) quien completó su trifecta de victorias en las tres grandes en la etapa 7, un drama diferente se desarrolló en el grupo de los favoritos. Con tantos corredores en la fuga del día, Mohorič se jugó la victoria de la mano de la clasificación de la montaña ya que vio que su ataque a 80 kilómetros surtió efecto con una diferencia. Se fue acompañad por Brent van Moer (LTS) y más tarde recibió la compañía de Jasper Stuyven (TFS) y Victor Campenaerts (TQN), aunque los dejó a todos en el premio de 2ª categoría a 18 kilómetros de meta en Le Creusot.


Con garra Matej Mohorič (TBV) abrió su cuenta en el Tour. Foto © ASO/ Pauline Ballet



El UAE Team Emirates tuvo que gastar sus bujías en la persecución a una fuga de 28 corredores con la camiseta amarilla incluida y otros corredores bien ubicados con Wout van Aert (TJV) y Kasper Asgreen (QDT). Además, sin presencia en la escapada no le quedaba de otra al equipo del campeón defensor Tadej Pogačar, ya que igual es el herededor natural de la general en la alta montaña. También en la fuga Vincenzo Nibali (TFS) ganaba presencia en el top 10 virtual conforme la ventaja rebasó los 6 minutos en carrera. Al terminar la etapa Matheiu van der Poel, quien defedió cada movimiento de van Aert para defender su maillot jaune, dijo haber terminado exhuasto y quizás haya sido su útimo podio. Pero qué carrera nos ha regaldo el nerlandés junt al Alpecin Fenix.


El Jumbo Visma tanto apostó por el maillot amarillo en esta etapa que van Aert se fue con Mike Teunissen como apoyo, sin saber que atrás Primoz Roglič sufriría una dura crisis en el puerto más complejo de la etapa a poco menos de 20 kilómetros. Al equipo le tocó decidir si dejar a alguien con el esloveno o proteger la posición de su segunda carta Jonas Vingegaard, quien quedó acompañado de Steven Kruijswijk. Además, en el camino Sepp Kuss también sufrió un enredón que lo sacó de punto. Primoz sufrió.


Tuve mucha suerte con algunas etapas más fáciles y vimos cómo me fue", dijo Roglic al final. "Seguro que pelearé y tendré que pasar este momento de crisis. El dolor principal está en mi espalda y mi rabadilla porque choqué muy fuerte en mi espalda y mis costillas. Este es el más doloroso y molesto."


El grupo con la mayoría de los candidatos le metió 3:48” a un desconsolado Primoz que sintió las repercusiones de la caída de la etapa 3 en la jornada más larga de esta edición del Tour.


Aunque Tadej solo pudo tener al final a Rafal Majka con él, pasa el día sin ver afectada su posición de favorito, pero está claro que sus compañeros hicieron un gran sacrificio en la jornada y aun quedan dos etapas de alta montaña el fin de semana. Fue Richard Carapaz (IGD) quien intentó sacar de balance a Pogačar y otros rivales, en de alguna manera el EF Nippo y Movistar surgieron como una ayuda circunstancial para controlar el ataque del ecuatoriano que podía ganarle tiempo de Rigoberto Urán y ponerle segundos también a Enric Mas. Por cierto, el mallorquín del Movistar se había ido al piso en una zona de abastecimiento, aunque sin daño aparentes. Después vendría la caída de Carlos Verona en un descenso, quien ssalió lastimado y a quien el equipo para los Alpes que están a la vista.


Tadej Pogačar (UAE) salió mejor parado de lo que esperaba tras los ataques.

Foto © ASO/ Pauline Ballet


Pero cada vez que se mueva Richard y el Movistar a su espalada asalta la imagen de la Vuelta a España y no se podrá evitar comparar las situaciones.


Sergio Higuita fue un actor principal en la persecución también, para proteger los 15” de Rigo sobre Carapaz.


Al terminar la etapa Geraint Thomas (IGD) comentó que pasó una jornada muy difícil, sobre todo cuando se dio la persecución detrás de Carapaz, donde llegó a quedarse cortado y tuvo que regresar para entrar con el lote de Matej. El británico dijo que ahora siente más los efectos de su lesión de hombro y la velocidad con la que se cerró esta eterna etapa no ayudaron a que pueda recuperar algo, así que confiará en la magia de los osteópatas de la escuadra.


Todos los colombianos entraron en el lote de Pogačar con excepción de Nairo Quintana, quien un lote grande a más de 18 minutos del ganador de la etapa. Estaba presupuestado que el boyacense pensara en guardar para las etapas de alta montaña y con un equipo pensado para las victorias parciales, hacer el gasto en una jornada como la de este viernes simplemente le quitaría posibilidades para el cierre de la primera semana. En las redes sociales del Arkea Samsic tambien se manejó la información de que Nairo no había pasado una buena jornada.


LLEGAN LOS ALPES


La etapa 8 será más corta pero no más fácil. Son más de 3,500 metros de desnivel con 5 premios de montañas –3 de 1ª categoría—en un recorrido de 150 kilómetros entre Oyonnax y Le Grand Bornard. Los ultimos 38 kilómetros son idénticos al cierre de la etapa 10 de 2018, donde Julian Alaphilippe atacó a sus compañeros de fuga para ganar su primera etapa en el Tour y vestirse con la camiseta de la montaña, que al final conquistaría ese año.


La etapa arranca con una subida en los primeros 5 kilómetros y la fuga querrá gestarse quizás temprano. El sprint intermedio está a 50 kilómetros de salida, veremos si alguien como Peter Sagan (BOH) y Michael Matthews (BEX) deciden subirse a la fuga para tratar de recortarle a la ventaja que tiene Mark Cavendish.


Los primeros dos puertos son de 3ª y 4ª categoría y están lejos de los más complicados. El Côte de Mont-Saxonnex abre la cuenta de los de 1ª a 46.5km de meta y es el más corto (5.7km al 8.3%). La carrera se pondrá al rojo vivo en al Col de la Romme con la media más alta del día, 8.9% en el ascenso de 8.8 kilómetros. Este premio empieza como una pared así que ahí se romperá la armonía del grupo de candidatos. La primera vez que se incluyó esta subida fue en 2009 y la pasó primero Frank Schleck.


PERFIL ETAPA 8 © ASO


Tras una transición corta y un descenso de 4 kilómetros, inicia el ultimo puerto que además tiene bonificación (8”-5”-2”). El Col de la Colombière tiene una media de 8.5% en sus 7.5km de longitud, pero lo más difícil está en los ultimos 4.5 a la cima. Tras coronar hay que bajar 11 kilómetros con varias curvas y los ultimos 3 son ya en Le Grand-Bornard dos curvas cerradas, la última a 1.500 de meta.

Julian Alaphilippe es un corredor que puede rememorar esa victoria en el 2018 y contribuiría a la presión a la que se verá sometido Tadej Pogačar. Carapaz está en muy buena forma, pero veremos si el Ineos Grenadiers quiere gastar en esta ocasión o esperarán a la llegada en alto de domingo.


Esteban Chaves (BEX) es otro corredor con cualidades y ha sido muy agresivo esta temporada.

La fuga puede tener otra vez posibilidades, pero quizás ya no se le permita a una tan grande quizás con el ánimo de que el Ineos Grenadiers pueda intentar también la victoria desde el grupo de favoritos.


Con la ventaja de 3:43” sobre Pogačar, aun sufriendo un poco, podríamos ver a Wout van Aert (TJV) intentar ser el nuevo lider del Tour.


Se pronostican lluvias y tormentas eléctricas y la temperatura podría bajara hasta 16°c en la llegada.


TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL ETAPA 7



Clasificación general latinoamericanos Etapa 7

10° Rigoberto Urán (Col-EFN) 5:04"

12° Richard Carapaz (Ecu-IGD) 5:19"

21° Sergio Higuita (Col-EFN) 6:41”

23° Esteban Chaves (Col-BEX) 6:59"

24° Sergio Luis Henao (Col-TQN) 7:30"

31° Miguel Ángel López (Col-MOV) 8:55”"

61° Nairo Quintana (Col-ARK) 19:42"


Transisión de Televisión para Colombia

7:15 am Caracol TV y eltourporcaracol.com



Más recientes