Media montaña es montaña

Otra jornada de lluvia con una fuga establecida marcó el camino de la etapa 12, la primera de una serie de jornadas con más de 200 kilómetros en esta segunda semana. Con el Zoncolan como primer punto de atención para la clasificación general el próximo sábado, los equipos de favoritos en la general decidieron llevar la fiesta en paz, pero no a todos se les cumplió.


Movistar fue uno de los primeros en recibir malas noticias tras una caída de su lider Marc Soler quien continuó en carrera, hasta que el dolor en el costillar del lado izquierdo lo hiciera bajarse de la bici. Mas tarde se descartaron fracturas, pero igual el daño está hecho. El equipo español tendrá que expandir sus horizontes para sacarle jugo a su presencia en el Giro sin u hombre de general.


Otra baja dramática en la etapa fue la de Alessandro de Marchi (ISN) quien cayó violentamente sobre el costado derecho. El que llegó a ser maglia rosa fue llevado al hospital y el reporte dio cuenta de una fractura de clavícula derecha, fractura de 6 costillas y 2 vertebras toráxicas.


Otras bajas del día fueron Alex Dowsett (ISN), Gino Mäder (TBV) –ganador de etapa—y Fausto Masnada (DQT), este último por una tendinitis en la rodilla. Con esta ausencia Remco Evenepoel se queda sin un arma importante en la montaña. El equipo belga en la jornada de este jueves pasó totalmente desapercibido en el pelotón. Aunque por fuera el equipo quizás no lo refleje, seguramente la tensión interna debe existir tras el protagonismo que Remco y Joao quieren tener en la escuadra, pero que por posición en la general debería estar a favor de Evenepoel. Son dos personalidades especiales que aunadas a su juventud no deben ser fáciles de manejar en una grande.


Con 16 integrantes la fuga se sostuvo con algún “estira y afloje” con casi todos los corredores hasta el descenso del segundo puerto cuando empezó a llover. Algunos aprovecharon su habilidad para bajar con piso mojado y poco a poco desgastar a otros rivales. Geoffrey Bouchard (AGC) puso cumplir su cometido de ganar tres de los 4 premios, mientras que su coequiper Andrea Vendrame, el único italiano en la nómina del equipo francés en la carrera, guardaría lo mejor para el final.


En el último puerto, con rampas hasta del 14% en un segmento de 3.5 kilómetros, escaladores puros hicieron su apuesta separando a George Bennett (TJV), Gianluca Brambila (TFS), Chris Hamilton (DSM) y Vendrame (AGC) del resto de la competencia. Andrea intentó separarse de los mejores trepadores en un descanso, pero fue recuperado justo antes de terminar el premio.


Andrea Vendrame (AGC) aguantó la montaña para ganar la etapa 13. Foto ©LaPresse


Bennett y Brambilla se enfrascaron en un duelo de vigilancia lo que le permitió a Vendrame y a Hamilton tomar ventaja en los ultimos 1,500 metros. El corredor con mejor cierre, como hombre veloz que es, se impuso al final al no temerle a un embalaje largo. Andrea Vendrame le abrió la cuenta al AG2R Citroën en el calendario world tour esta temporada.


Al final, Vendrame declaró. “Sabía que era el más rápido de los últimos cuatro que quedamos. Aprendí de mi segundo lugar en San Martino di Castrozza hace dos años. Busqué esta victoria y estudié el curso con mucho cuidado. Los primeros 70 km fueron una gran batalla y siempre se necesita un poco de suerte para escapar. En la última subida traté de anticiparme a las acciones de algunos escaladores, luego me recuperé un rato. Quería llevarme esta victoria a casa a cualquier precio ".


Brambilla fue sancionado por un cambio de dirección en el sprint por el tercer lugar delante de George Bennett. Al final Gianlucca declaró: "No tener la oportunidad de hacer el sprint es una lástima y me da pena, primero para el equipo. Vinimos al Giro principalmente para ganar etapas y hoy hemos perdido una oportunidad. Vendrame ganó con mérito, en el grupo final fue el más rápido. Yo lo sabía y por eso intenté varias veces, cuesta arriba y cuesta abajo, hacer una nueva selección. El estado es bueno, lo intentaré de nuevo. Sobre el descenso al cuarto lugar, acepto la decisión del jurado. La forma en que lo vi desarrollarse es: yo estaba en cabeza, Bennett siempre se mantuvo en mi rueda, el final se tiró a la derecha y mantuve una trayectoria a la izquierda. Eso es todo."


Atrás en el grupo de los favoritos el Trek Segafredo también ponía el picante en la ultima subida. Giulio Ciccone intentó un ataque para cerrar el Passo del Carnaio y poco después se le unió Vincenzo Nibali.


Aunque la pierna no le rindió a Ciccone para continuar a apuesta, Nibali en cambio aprovechó para utilizar sus habilidades para descender. Realmente el Squalo no es la primera amenaza de la cual tenga que preocuparse el Ineos Grenadiers, pero Gianni Moscon decidió irse detrás de Nibali y la jugada salió mal. Moscon perdió la vertical en una curva y se llevó un duro golpe sobre el costado derecho. Por fortuna en la bajada Egan Bernal veía a rueda de Jonathan Castroviejo porque de ir a la de Moscon hubiera sido desastroso. De hecho, al final Egan comentó que de manera personal decidió no seguirle el ritmo a Vincenzo y que cuando llegaron a la curva ya Moscon estaba en el piso. Moscon seguramente se emocionó pensando que podía tomar la estela de Vincenzo, pero fue demasiado arriesgado hacerlo. Además, no tenerlo al 100% es un lujo que no se puede dar el Ineos Grenadiers, porque ha sido una pieza muy valiosa hasta ahora.


Otro día que pasa sin novedades la maglia rosa. Foto ©LaPresse


Bernal al final comentó que la etapa fue lo suficientemente dura para sentirse en las piernas como una verdadera etapa de montaña. "Se gastó bastante, fue un día muy duro. Creo que estoy recuperando muy bien, pero cada día se va sintiendo el cansancio en las piernas".


Un lote de 96 corredores llegó a más de 25 minutos del ganador de la etapa, incluidos los sprinters y sus trenes que este viernes entrarán otra vez en acción.


Incluidos los kilómetros de la salida controlada, la etapa 13 rebasa los 200 kilómetros entre Ravena y Verona. La romántica ciudad de la región de Veneto recibirá por 22° ocasión una llegada de etapa en la historia del Giro, además de haber sido el cierre de la carrera en 4 oportunidades, la última para celebrar el titulo de Richard Carapaz en 2019.




Solo hay sprints intermedios en la jornada que se corre en carreteras anchas y con paso por ciudades que supone atención por las rotondas y divisores de tráfico.


La llegada a Verona en los ultimos 4 kilómetros tiene dos curvas Izquierda y derecha antes de entrar a la recta final de 3.20 kilómetros. Hay una rotonda antes de llegar a la marca de 2 kilómetros y una más en los 500 metros finales a la que hay que pasar por la derecha. Este tramo no tiene ningún desnivel y termina sobre el corso Porta Nuova.


El pelotón no puede permitir relajarse porque una jornada con un guion esperado puede ser causa de muchos problemas antes de llegar a la primera meta de montaña de la segunda semana.


TOP 20 CLASIFICACIÓN GENERAL ETAPA 12


Clasificación General latinoamericanos Etapa 11

1° Egan Bernal (Col-IGD)

10° Daniel Martínez (Col-IGD) 3:15”

37° Harold Tejada (Col-APT) 7:35”

41° Einer Rubio (Col-MOV) 41:51”

58° Jhonatan Narváez (Ecu-IGD) 1h 01:08”

87° Eduardo Sepúlveda (Arg-ANS) 1hh 26:17”

93° Alexander Cepeda (Ecu-ANS) 1h 34:32”

111° Fernando Gaviria (Col-UAE) 1h 48:54”

141° Sebastián Molano (Col-UAE) 2h 13:16”

156° Maximiliano Richeze (Arg-UAE) 2h 24:26”


Transmisión en vivo de TV:

Viernes 21 mayo

6:00 am Col Caracol HD2 y simultáneo en línea elgiroporcaracol.com

9:10 am Caracol TV

Más recientes