Gaviria lo intento de lejos, ganó Ackermann

Fernando Gaviria (UAE) dio todo lo que tenía en las piernas en el cierre del circuito final pasado por una cortina de agua en la etapa 5. Mucho antes ya se había tomado la determinación oficial por parte de los comisarios, la organización y los corredores que ante las condiciones era mejor neutralizar los tiempos y diferencias a partir del primer paso por la meta a 9 kilómetros del final. La ciudad de Terracina, que recibía por cuarta ocasión a los embaladores en la historia del Giro, ofrecía varias curvas de atención en el desenlace de la jornada, aunque los últimos 1500 metros fueron en línea recta.



Pascal Ackermann (BOH) aprovechó la estella de Gavira para ganar la etapa 5. Foto LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozzi

Con poca visibilidad por las cortinas de agua creadas en un terreno encharcado, los trenes de los sprinters hicieron lo posible por crear las condiciones para sus rematadores. No todos los protagonistas tuvieron la ventaja de tener a su lanzador inmediatamente delante, entre el caos de ubicación en esa larga recta final.


Equipos como el Israel Cycling Academy mantuvieron a mucha gente hasta el final protegiendo las opciones de Davide Cimolai. Otros nunca encontraron las piernas como Elia Viviani (DQT) que vio a otros disputar la línea de lejos.


La lluvia y el frío fueron factores muy difíciles durante la jornada, llegué bastante cansado al circuito final. Pero lo intenté y casi me llevó el premio mayor”, dijo Gaviria en un balance final. El colombiano lanzó un ataque de lejos, quizás analizando qué duelo multitudinario era más complicado para él. Pero a su estela se prendió Pascal Ackermann (BOH) quien superó a Fernando por media rueda. Un poco más distanciado entró tercero Arnaud Demare (GFJ).


Fue una final loco, muy difícil en la lluvia. En tramo final confié en Rudi Sellig y él me encontró un hueco. Luego fue Gaviria el que hizo el lanzamiento. Estoy fuerte pero también he ido afortunado. Hice dos sprints, tuve que frenar a 250 metros y volver a entrar al embalaje”, comentó Ackerman tras la victoria, que extendió su liderato en la clasificación de puntos.


Otro que llevaba compañía pero que perdió posición en lo últimos 500 metros fue Caleb Ewan (LTS). Ewan estuvo más cerca de la victoria ayer que hoy.



El Jumbo Visma siempre atento a su líder. Foto LaPresse - D'Alberto / Ferrari / Paolone / Alpozzi

Sin diferencias en la llegada, el top de la general no se movió, con Primoz Roglic (TJV) otro día más de rosa, Ni un pinchazo ha sufrido el esloveno siempre escoltado en todo momento por el equipo. Tom Dumoulin (SUN) ayer había perdido las expectativas de título en el Giro, pero ante su salida en pleno kilometraje neutralizado en Frascati, el Giro se queda con un referente en las dos cronos que aún están por cumplirse. No ha sido una decisión fácil para el Sunweb ver partir a su jefe de filas, pero se podía poner en peligro la rodilla del holandés con miras ahora puestas en el Tour de Francia, una carrera que ya tenía programada. Con la esperanza de que la profunda herida sobre su rodilla izquierda puede cicatrizar pronto, Dumoulin deberá buscar cómo completar su calendario de días de competencia para no perder el bloque que necesita sumar en el Giro.


Otro corredor que también no pudo continuar por una molestia en la rodilla fue Jelle Vanendert (TLS) quien en la primera semana había hecho trabajo de control en el lote a favor de Caleb Ewan, y quizás guardaba la esperanza de ganar una etapa en la montaña. El pelotón ahora se ve reducido a 171 corredores.


En la fuga de la jornada se subió Miguel Eduardo Florez, oriundo de Duitama, Boyacá. Este es el tercer año profesional de joven colombiano en Europa: los dos primeros con el Wilier Triestina Selle Italia y en la actual campaña con el Andron Giocattoli Sidermec Gianni Savio. Aunque el boyacense sabía que tenía un espacio en la lista larga del Giro, su inclusión a la escuadra oficial le llegó con 42 días de carreras acumulados, ya que su temporada empezó en enero en la Vuelta al Táchira, donde ganó una etapa. Es lógico que aunque tenga solo 23 años, ya el cansancio comienza a aparecer. Se le valora mucho el esfuerzo a Miguel.



Perfil etapa 6 Giro de Italia

La segunda etapa más larga del Giro llega este jueves entre Cassino y San Giovanni Rotondo, son 238 kilómetros que atraviesan la bota para llegar muy cerca de la parte alta del tacón. También presenta el mayor desnivel acumulado hasta ahora con 2,800 metros. Luego de un primer sprint a 70 kilómetros de la salida, el lote tendrá que surcar por varios repechos no categorizados y esperar pacientemente a que llegue el premio de montaña de 2° categoría cornado poco antes de San Marco in Lamis. Esta cima tiene 15 kilómetros de ascenso con una media del 4.4% y máxima de 9%, que a estas alturas ya se hará pesado. El sprint bonificado está 5 kilómetros después de coronar.


El camino a San Giovanni Rotondo está cargado de falso llano y repechos, el último en el kilómetro final con una inclinación entre 2 y 3%. La jornada puede pasar por las piernas de la fuga y debe interesarle a corredores que a largo plazo no sean amenaza de la general como Diego Ulissi (UAE), pero que pueden llegar a coquetear con la posibilidad de portar la magia rosa. Ulissi está a 44 segundos de Roglic. Otros candidatos pueden ser Mattia Cattaneo (ANS), Tony Gallopin (AG2) y Jan Bakelandts (SUN).


Clasificación General de los latinoamericanos:

4° Miguel Ángel López (Col-AST) 44”

14° Esteban Chaves (Col-MTS) a 1:16”

16° Richard Carapaz (Ecu-MOV) a 1:21”

51° Fernando Gaviria (Col-UAE) a 4:16”

53° Andrey Amador (Crc-MOV) a 4:25”

61° Jonathan Caicedo (Ecu-EF1) a 5:12”

80° Sebastián Henao (Col-INE) a 7:06”

81° Jhonatan Narváez (Ecu-INE) a 7:22”

103° Miguel Florez (Col-ANS) a 9:07”

119° Iván Sosa (Col-INE) a 12:05”.

.

Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com