Arriesgar le pagó a Froome

El valor de los 23 segundos que sacó Chris Froome en el descenso a Bagnères-de-Luchon –donde la bonificación aportó 10”—no podrá ser cuantificado sino hasta que termine la etapa 9 en Arcalis. En la balanza de lo positivo es que Froome utilizó un arma que con poca frecuencia usa (bajar en solitario) y le funcionó. También da un golpe sicológico a los rivales y puede cuestionar las tácticas usadas por el Movistar en los dos ultimos premios de montaña donde colaboró con la responsabilidad de poner paso al grupo y dejó a Nairo con un gregario (Alejandro Valverde) mal acomodado en la cresta del Peyresourde.


En la balanza de lo que quizás pueda contrarrestar la euforia del SKY por la victoria no planificada y el Maillot amarillo es que desde la primera semana el equipo tendrá que defender y que el trabajo de sus escaladores hoy pueden tener consecuencias mañana cuando Froome quizás se quede únicamente con Sergio Henao al final de la jornada. Bajar cómo lo hizo el británico con esa tensión en el cuerpo también desgasta aunque seguramente la calma regresará al equipo en la cena para planear como es que van a contener a Nairo en la montaña.


Como todo un profesional Quintana confirmó que el mínimo descuido para tomar un bidón provocó que Froome se fuera solo y ganará uno metros que se convirtieron en segundos. Movistar puso ritmo en varios segmentos de los ultimos dos premios y respondieron a algunos ataques, uno de ellos de Sergio Luis Henao. Valverde pudo con una salida pero ya no para una segunda o tercera y tuvo que tomar pausa detrás del lote. Nairo llegó a la cresta del premio sin Valverde y ahí mismo Froome aceleró para pasar primero mientras el colombiano tomaba el bidón. Cuando Quintana se dio cuenta que el británico iba derecho y sin reparo solo alcanzó a dar un sorbo para mandar volando la caramañola pero no hubo manera de enlazar. Un corredor con el físico y peso de Nairo tiene una tarea titánica para buscar la aceleración de alguien de estructura y peso más grande. Cuando llegó Valverde en la bajada ya fue muy tarde.


© PresseSports/B.Papon

Lo que hizo Froome en esos 15 kilómetros fue una acción suicida. Uno se pone a pensar ¿cómo arriesgarse a una caída rodando sobre el marco de la bicicleta a 90 km/hr y siempre al límite? Una apuesta arriesgada que le pagó al final pero que pudo haberle costado una caída fatídica. Me imagino que Sir David Braisfold, el patrón del equipo, tendrá una charla con él para asegurarse que esta carta no se vuelve a sacar en lo que queda de carrera.


Ya en la subida se había quedado Alberto Contador (TNK) dejando en claro que solo le alcanzaba para sobrevivir y buscar el menor daño con el tiempo cedido, mientras que en el grupo de los favoritos permaneció Romain Kreuziger sin mirar atrás. Al cierre Contador cedió 1:41” en la línea y un total de 3.12” en la casilla 20º de la general. Pierre Rolland (CPT) también se quedó cortado en ese grupo de Alberto y trató de ser él quien marcara el camino en el descenso pero el francés pasó un susto al cortar mal una curva y rasparse todo el costado izquierdo en la pared de la ladera de la montaña dejando la piel de los nudillo de la mano y parte de la cadera. Aunque no se cayó quedó un poco tocado y le tocó perseguir al lote que venía encabezando.


Algunos se mostraron muy impetuosos y lo intentaron, otros desperdiciaron la oportunidad. Entre los proactivos estuvieron Fabio Aru (AST) quien se quedó solo en el grupo, así como Romain Bardet (AG2) – al final casi se cae en una curva dentro del último kilómetro—y Dan Martin (EQS) quien saltó en el Peyresourde y luego en el embalaje final donde consiguió el 2º lugar delante de Joaquim Rodriguez (KAT), ambos recompensados con bonificación. Los que creemos que desperdiciaron oportunidad fueron los del BMC que con Richie Porte podría haber jugado a ganar la etapa, pues el australiano está un poco más lejos en la general. Pero se quedaron quietos.


En el esfuerzo de los nuestros destacamos claro el aporte en la subida de Sergio Luis para la causa de Froome y aunque pinchó en el último kilómetro le fue adjudicado el misto tiempo del lote de los favoritos para ser ahora 11º en la general. En ese lote de los privilegiados entró Jarlinson Pantano quien se convirtió hoy en la esperanza del IAM Cycling tras el desfonde de Mathias Frank en la subida de cierre. El vallecaucano ya es la mejor ficha del equipo en la general en la casilla 29º. Aunque no estuvo en los primeros dos lotes de llegada Eduardo Sepúlveda (ARG-FVC) se mantuvo en el top 30, cansado pero con ganas de seguir incrementando su forma. 103 corredores llegaron con más de 30 minutos de retraso pero todos dentro del límite dela jornada, incluido Maxi Richeze (Arg-EQS).


Otro desagradable episodio fue el que protagonizó Chris Froome con un aficionado, identificado por los colores y la bandera como un hincha colombiano detrás de Nairo. El hombre llevaba la bandera en la espalda corriendo cerca del lote en una carretera estrecha. Chris Froome seguía la rueda de Nairo en ese momento y el aficionado se metió a la espalda de su paisano. Froome en la calentura de la carrera soltó un puño que aterrizó directamente en el rostro del aficionado. No aprobamos la violencia pero entendemos que Froome tuviera temor de que la bandera se le enredara en el manillar o en la rueda. Créanme que un grito en este ambiente no hubiera sido suficiente para quitar del medio al entusiasta. Froome fue multado con 200 francos suizos por “comportamiento incorrecto”. También recordamos que Chris sufrió varias agresiones verbales y físicas el año pasado y no supimos que sancionaran a ninguno de esos aficionados.


Mañana se termina el tercero y más duro de los escalones de la cordillera pirenaica. Los 184.5km se desarrollarán en territorio de España y Andorra. Solo para empezar la jornada sube desde el kilómetro 5 para coronar 13.7km después el premio de 1ª categoría Port de la Bonaigua (media 6.1%), luego viene un descenso y travesía de 45.5 kilómetros hasta encontrar la siguiente cima también de 1ª en el Port del Cantò con 19km de ascenso a una media de 5.4%. Ya ahí tendremos un pelotón reducido por lo menos a la mitad. Vendrá una bajada de descanso hasta los 635 metros sobre el nivel del mal para volver a terreno de ganancia rumbo al premio corto de 2ª cat en la Cota de la Comella (4.2km a 8.2%, máxima 9.5%). Con un mínimo respiro se dirigirá el lote donde vendrá otra selección en el premio de 1ª Col de Beixalls (6.4km a 8.5%, máxima 11.9%) a 1796 msnm. Tras ese penúltimo puerto se rematará en el coloso de categoría especial Arcalis de 10.1 kilómetros de longitud con media de 7.2% que sube hasta los 2240 msnm. Una serie de curvas en forma de herradura precede el ultimo kilometro que se suaviza a un 4.5-5%.


Este es territorio de Purito, el patio de su casa. El Movistar creemos que debe ser muy selectivo con sus batallas y Nairo únicamente tener ojos para los movimientos de Froome. Esperamos sin embargo que estos días donde Winner Anacona ha regulado desgaste sirvan para que el otro boyacense pueda acompañar a Quintana hasta el final, porque a Valverde la altura de más de dos mil no le sienta para nada. Veremos qué tipo de secuelas dejó en el SKY el desgaste de hoy y cómo responde Froome a la presión de cargar temprano con el amarillo en terreno propicio para los pulmones del colombiano.


CG Latinoamericanos: 6º Nairo Quintana (Col-MOV) 23”, 11º Sergio Henao (Col-SKY) 23”, 28º Eduardo Sepúlveda (Arg-FVC) 9:33”, 29º Jarlinson Pantano (Col-IAM) 10:19”, 105º Winner Anacona (Col-MOV) 1h 07:59”, 143º Maxi Richeze (Arg-EQS) 1h 17:37”.





Más recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com