• Georgina Ruiz Sandoval

Solo uno vio la gloria en el infierno


Tras la tensión de la etapa del pavé la mayoría de los corredores de clasificación general salieron avante de la prueba donde muchos de ellos se cayeron o tuvieron percances mecánicos…algunos múltiples. La guadaña se ensañó con Richie Porte, quien ni siquiera pudo entrar a la verdadera batalla del pavé al dar un desafortunado tumbo a solo 7 kilómetros de haber salido. La montonera eliminó a un candidato antes del adoquín y de la montaña y el BMC, a pesar de poseer con el maillot amarillo con honor, ahora deja la lucha por la clasificación general ya que también en la jornada Tejay van Garderen salió del top 10 tras un corte y una caída.


Sacudida para el BMC con la salida de Richie POrte. Foto ASO/Pauline Ballet

Las otras tres victimas de la jornada fueron Romain Bardet (Ag2), Mikel Landa (MOV) y Rigoberto Urán (EFD). El lider del AG2R La Mondiale tuvo demasiadas paradas mecánicas hasta quedarse sin gregarios para regresar en cada una de esas ocasiones al lote principal. Su mano derecha en la montaña, Alexi Vuillermoz, además sufrió una caída por la imprudencia de un aficionado y se fracturó una escápula, aunque fue capaz de terminar la etapa.

Por su parte Mikel Landa (MOV) tocó rueda con un corredor del TLJ con menos de 30 kilómetros cuando el corredor del Movistar se distrajo tomando agua y cayó de manera aparatosa. El Equipo ya había sufrido una baja en la jornada, pues en el mismo incidente de Porte se había ido al suelo José Joaquín Rojas y quedó fuera. A pesar de esa ausencia el Movistar hizo una carrera en conjunto, cuidando de los tres lideres entre Andrey Amador, Imanol Erviti y Daniele Bennati. Nairo Quintana había tenido un momento precario, pero fue regresado al primer lote de donde ya no volvió a salir. Pero cuando Mikel quedó tendido Amador y Erviti regresaron a arroparlo para recortar la diferencia a solo 7” del grupo del resto de los favoritos en la llegada. A ese grupo se sumó el solitario Bardet quien pudo salvar el día.

Hay que destacar Nairo demostró una fortaleza notable ante la exigencia del venerable adoquín de la Paris Roubaix, más allá de la habilidad de manejo por el peso del colombiano. Ahora solo queda terreno a favor para él en la montaña que se avecina.

Quien tuvo la peor parte dentro de los favoritos fue Rigoberto Urán. El colombiano se fue dos veces al piso y tuvo que cambiar también la bicicleta. Físicamente los daños no fueron tan importantes pero los esfuerzos de sus coequiperos del Education First Drapac Tom Scully, Sep Vanmarcke y Taylor Phinney no pudieron acortar la distancia que con relación al grupo de Thomas fue de 1:28”.

Quien pudo sacar una ventaja de 8” sobre el grupo de las cartas por el título fue Bob Jungels (QST) que aunados a su ventajosa posición en la general ascendió a la 4º casilla.

Varios corredores que se fueron al piso infortunadamente Egan Bernal (SKY) se fue deslizó por una curva fuera de los sectores oficiales de pavé, pero con adoquín de cualquier manera. Aunque el golpe fue fuerte, sobre todo en su mano derecha, el más joven del Tour se subió a la bici para terminar la etapa, aunque a otro ritmo pensando en que aun vendrá para él la exigencia mayor en la montaña.

Entre los que se cayeron estuvieron Chris Froome (SKY) Jakob Fuglsang (AST) y Rafal Majka (BOH), pero con el sobresalto regresaron al grupo. De los que salieron sin ir al piso Geraint Thomas (SKY), Vincenzo Nibali (TBM), Adam Yates (MTS) y Valverde y Quintana (MOV).

Otra presencia destacada fue la de Fernando Gaviria (QST) quien aguantó hasta el final con el grupo, se movió conforme a los intereses del equipo y aguantó los percances del camino. Una gran prueba como para que el Quick Step Floors le de cabida en su nómina para el infirmo del norte del 2019.


Se estenó John Degenkolb (TFS en el Tour de Francia. Foto ASO/Alex BROADWAY

En la jornada los clasicómanos más libres de responsabilidades atacaron en el penúltimo sector de competencia, Camphin en pavéle, con menos de 17 kilómetros a meta. Yves Lampaert (QST), Greg van Avermaet (BMV) y John Degenkolb (TFS) lograron una salida contundente dejando en el grupo a su principal preocupación: Peter Sagan (BOH). El poseedor del maillot verde no tuvo piernas ni tampoco a Daniel Oss para apagar el fuego. El resto del QST trató de contener a Sagan y aunque a final de cuentas el campeón del mundo sí atacó, pero fue demasiado tarde, porque partió con la compañía de Jungels y Gilbert (QST) y Jasper Stuyven (TFS).

El trio en cabeza de carrera se jugó la victoria como si hubieran hecho el ingreso al velódromo, aunque la llegada fue avenida. Degenkolb se mantuvo al frente, quizás en una precaria posición con los rivales a su rueda. Pero ni van Avermaet ni Lampaert pudieron con la potencia que desarrolló el corredor alemán en los ultimos 150 metros. Dege llevaba 5 participaciones del Tour consecutivas sin poderse estrenar en la ronda gala. Luego de su doblete del 2015 en Milan Sanremo y Paris Roubaix, John vivió una de las peores pesadillas en un accidente colectivo del equipo cuando un auto los embistió de frente en 2016, una temporada desperdiciada en su carrera. En 2017 cambió al Trek Segafredo, pero solo pudo darles una victoria de etapa en el Tour de Dubai. Su 2018 empezó con dos victorias en los trofeos de Mallorca y fue segundo en el campeonato nacional alemán. Esta victoria en el Tour le sabe a gloria a Dege a los 29 años.

La etapa fue bastante dura, dejando el cuestionamiento de si pertenecen o no a una carrera de tres semanas. Aunque son un buen escenario para los clasicómanos, solo aquellos que no tienen responsabilidades ineludibles en su equipo pueden brillar. Que uno los corredores de clasificación general puedan tomar ventaja es relativo y poco probable, siendo mas factible que se lesionen o pierdan gregarios importantes o, en el peor de los casos, dejar la carrera. Por lo menos podría considerarse una cantidad menor de segmentos en un futuro.


Geraint Thomas podría hacerse del liderato en la primera etapa de montaña el próximo martes. ¿Eso podría cambiar la dinámica de jerarquías en el SKY? Thomas no ha tenido sobresaltos y ha mostrado carácter y fortaleza. Ahora para el galés viene la prueba mayor que será el primer contacto con los Alpes, pero lo hará con una ventaja de 59” sobre Froome.

7 corredores aun están en el margen de menos de un minuto de Thomas y otros 8 por debajo de 2. Hay que esperar a ver a quién le sienta mejor el día de descanso y puede continuar creciendo su forma y qué tan rápido quieren mover la carrera. Equipos con dos corredores o más aún vivos en la general como el Lotto NL Jumbo (Roglic-Kruijswijk) y Movistar (Valverde-Landa-Quintana) podrían tomar ventaja aun cuando la etapa 10 no termina en alto.

El 17 de julio la primera etapa de alto montaña es de 158.5 kilómetros entre Annecy y Le Grand-Bornand. Serán 5 premios de montaña, 3 de ellos de 1ª categoría y una cima de categoría especial. En la primera mitad del recorrido el pelotón subirá la Col de la Croix Fry (11.3km a 7%), descenderán 20 km y luego se enfrentarán a premio Hors Categorié Montée du Plateau de Gilères (6km a 11.2%). Vendrá una zona de transferencia que incluye un subida no categorizada y terreno llano para enfrentar las últimas dos cimas de 1ª Cat: el Col de Romme de 1ª categoría (8.8 km al 8.9%) y el Col de la Colombiére (7.5 km a 8.5%), este último coronado a 1,618 metros sobre el nivel del mar y a 14.5 km de la línea de meta. Varias curvas adornan la bajada en los ultimos 5 mil metros.

El perfil parece propicio para Nibali, Fuglsang y Roglic.

CLASIFICACIÓN GENERAL LATINAOMERICANOS

21º Nairo Quintana (Col-MOV) 2:50”, 22º Rigoberto Urán (Col-EFD) 2:53”, g54º Andrey Amador (Crc-MOV) 15:44”, 58º Egan Bernal (Col-SKY) 17:52”, 78º Fernando Gaviria (Col-QST) 24:01”, 90º Daniel Martinez (Col-EFD) 26:47”, 115º Darwin Atapuma (Col-UAE) 32:43”, 124º Maximiliano Richeze (Arg-QST) 36:24”.

CLASIFICACIÓN GENERAL TOP 20



Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com