• Georgina Ruiz Sandoval

Giro 101 a detalle


El Giro de Italia 101º iniciará el 4 de mayo con la sombra de un par de controversias dentro y fuera del deporte. Desde el momento en que la organización anunció su salida en Israel para las tres primeras etapas iniciaron las criticas alrededor de la complicada situación política que rodea a esta nación y varias organizaciones humanitarias han levantado la voz. Nadie se atreve a mezclar la política con el deporte de manera explícita, pero la insistencia de uno de los dueños del Israel Cycling Academy y el interés de la organización del Giro por innovar y globalizar su marca llevarán a una caravana de más de 1500 personas a pisar una zona que en los meses ha tenido roces recientes.


Algunos ciclistas han expresado cierta preocupación por la situación tensa que se podría vivir, pero tratarán de enfocarse en las pedaladas que darán en esos primeros 405.7 kilómetros de los 3344 del recorrido total del Giro.

La otra situación que pesa sobre el Giro es la compete a Chris Froome. Aunque su caso de test analítico adverso fue dado a conocer el 13 de diciembre de 2017, aun no ha tenido una resolución sobre si la justificación que presentó el corredor --para haber dado el doble permitido de Salbutamol en un examen de la Vuelta a España—es sustentable, la sombra de la duda sobre la actuación de Froome en su carrera parece ya haber dejado mella en la opinión pública. Por reglamento este tipo de pruebas analíticas adversas no se dan a conocer sino hasta que las los organismos antidopaje revelan si procede o no una sanción. El reglamento no evita que el corredor, en esta situación de una sustancia controlada por prescripción médica, pueda seguir compitiendo. El reglamento tendría que tener ajustes y apuntes muy precisos para evitar estas lagunas de tiempo que pueden afectar el resultado de los corredores –y de quienes compiten con ellos—y es el peor escenario con el que este deporte tiene que enfrentarse ahora con un corredor referencia.

Aunque las carreras no pueden evitar que un corredor sea llevado por un equipo, escuadras world tour y ProContinentales como las que están adscritas voluntariamente al movimiento por un ciclismo creíble (MPCC) podrían haber dejado sin acción preventivamente a un ciclista por este tipo de sospecha. El SKY no parte del MPCC y quiere llevar la defensa de Froome hasta las ultimas consecuencias. El reglamento lo permite y Froome hace uso de ese derecho.

Algunos rivales tampoco estarán muy cómodos con la idea de tener a Cristopher disputando el Giro (al cual el británico solo ha visitado una vez en 2009) y otros simplemente ubicarán la vista en los objetivos particulares.

Luego de los ajustes en personal que aplicó el nuevo reglamento de la UCI, el Giro de Italia será la primera de las tres grandes en experimentar el cambio de 9 a 8 corredores para tres semanas. El efecto quizás no sea inmediato sino palpable hasta la última semana de competencia, cuando los equipos ya hayan sufrido de bajas. Los corredores que vengan a la corsa rosa como gregarios tendrán que multiplicar el esfuerzo de un corredor extra con el que contaban anteriormente y evitará también de alguna manera libertades a ciclistas que en algún momento gozaban de una gloria individual. Las fuerzas estarán medidas o muy escasas. El cambio originalmente promovería un ciclismo más ofensivo y debilitaría a equipos con muchas piezas para controlar. Veremos si aquí surte efecto, porque en otras carreras no se ha visto aún.

¿Quiénes?


Varios aspirantes para el Giro 101º. Foto @BiciGoga

Cuando hablamos de los protagonistas el SKY tiene que entrar en la nómina. El Giro no ha sido precisamente el mejor escenario para el equipo británico y el mejor resultado que han podido tener en la clasificación general se los dio un colombiano: Rigoberto Urán con el segundo lugar del podio en 2013. Con todo el enfoque de la escuadra en el Tour de Francia, el SKY ha mandado a “los segundos de a bordo” a buscar protagonismos, incluidos Mikel Landa y Geraint Thomas. Pero caídas y enfermedades han dado al traste con sus aspiraciones. Ahora con Froome el equipo presenta otra cara y aunque pronosticamos que Chris viene a tratar de ganar el título que le falta, también sabemos por experiencia que el Giro afecta el rendimiento en el Tour de Francia por lo que veremos hasta donde quiere ir el hombre nacido en Kenia. Y para ello trajeron a un equipo digno del Tour, menos Geraint Thomas. Con De la Cruz, Deignan, Kiriyenka, Knees, Poels, Puccio y Sergio Henao el SKY es un equipo a tomarse en cuenta. Esperamos de darse una oportunidad dentro del equipo, pueda ser territorio para el colombiano.

Otro equipo que viene dispuesto a luchar por el titulo es el Mitchelton Scott. Con Esteban Chaves y Simon Yates el equipo australiano tiene a un dragón de dos cabezas hambriento de protagonismo, sobre todo porque en la táctica siempre han sabido jugar sus fichas. Además, llevan a un equipo totalmente avocado para la causa –sin sprinters-- con Nieve, Tuft, Kreuziger, Juul-Jensen, Haig y Bewley. Chaves ya ha portado la maglia rosa y en las carreras en las que ha estado con Simon siempre han hecho una dupla exitosa. Sin embargo, este será el primer Giro de Italia para Simon.

El tercer equipo en experiencia y calidad de corredores es el Astana. Miguel Ángel López también se estrenará en el Giro y por ello decidió tomar la ruta italiana para llegar aquí con la Tirreno Adriático y el Tour de los Alpes en las piernas, en ambas carreras ganó etapa y en el más reciente podio. La capacidad escaladora del colombiano invita a ilusionarse no solo con la camiseta blanca sino con un top 5 y victoria de etapa. Pero siempre hay que tomar en cuenta que la primera salida no es fácil y Miguel Ángel por lo que el equipo ha decidido apoyarlo a tope con Bilbao, Hirt, Kangert, Lutsenko, Sánchez, Villela y Zeits.

El año pasado el Sunweb no estaba suficientemente preparado para apoyar la causa de Tom Dumoulin, pero el holandés se hizo sentir en la montaña y en su terreno contrarreloj para ganar dos etapas y pelearle la magia rosa a Nairo Quintana en la ultima jornada CRI en Milán. Este año Dumoulin no ha tenido un inicio sobresaliente en la temporada y llega con mayor presión como campeón defensor. Sin embargo, contará con una escuadra sólida en la montaña empezando con Sam Oomen y Laurens Ten Dam.

Fabio Aru (UAE) será la carta italiana para disputar la carrera que se le negó el año pasado al sardino por une lesión de rodilla. Aru ha sido dos veces podio, pero le falta sumar su nombre al trofeo Senza Fine. Aun por cumplir 28 años Fabio tampoco ha tenido una gran primera parte de temporada, pero confía que su campamento de altura y reconocimiento de etapas le den las tablas para finalmente ganar la corsa rosa. Estará acompañado por Darwin Atapuma como su principal apoyo en las montañas, pero tendrá que ser agresivo para poder contrarrestar la crono individual.

Un equipo cargado de latinoamericanos es el Movistar, que lleva al Giro una selección para buscar oportunidades. Todas las piernas del equipo se saben destacar en la montaña y con la dirección de Pablo Lastras creemos que le darán otra perspectiva a su participación en las grandes sin tener un lider totalmente definido. Por experiencia Carlos Betancur esta la guía del equipo en clasificación general, pero el ecuatoriano Richard Carapaz llega en un buen momento de forma tras su exhibición en la Vuelta a Asturias. El argentino Eduardo Sepúlveda entró en el calor de la batalla en el Tour de Romandía, lo mismo que Dayer Quintana. De la Parte, Fernández, Pedrero y Valls completan la nómina.

Otro corredor que está apostando por el doblete Giro-Tour es Thibaut Pinot. El francés llega con solo 14 días de competencia, pero con el título del difícil Tour de los Alpes en la bolsa, donde se le vio en su habitual actitud de ataque. El ultimo galo en conquistar el Giro fue Laurent Fignon hace 29 años y en el momento sicológico que llega Thibaut todo puede pasar. Trae una buena tropa de escaladores con él como lo son Morabito, Preidler y Reichenbach. El Groupama FDJ se tomó muy en serio este reto para crear la nómina.

Aunque no están tan arriba entre los posibles candidatos será interesante ver cómo pueden aprovechar pasar debajo de las espectativas corredores como Rohan Dennis (BMC), Davide Formolo (BOH), Domenico Pozzovivo (TBM), George Bennett (TLJ) y Michael Woods (EFD).

Otros corredores de peso que buscarán victoria de etapa y CG son Gianluca Brambilla (que casi no ha corrido este año) y Jarlinson Pantano (TFS) --quien ya ganó una etapa en Cataluña--, Louis Meintjes (DDD) y Alexandre Geniez (AG2). De entre los equipos invitados ProContinentales destaca la histórica presencia de un equipo con licencia de Israel y dos corredores de esa nación incluidos: Guy Sagiv y Guy Niv. Pero en el Israel Cycling Academy las posibilidades de victoria de etapa recaen en Ben Hermans y Kristian Sbaragli. En el Androni Sidermec tiene varias opciones en las escapadas y esperamos que el colombiano Rodolfo Torres se pueda medir con los mejor escaladores.

Con tan escasas opciones para el sprint la inscripción de embaladores es muy discreta. Destaca sin embargo la presencia de Elia Viviani (QST) cuyo equipo viene sumar victorias en dónde puedan. El Lotto Soudal trae a Tosh Van der Sande y a Jens Debusschere para el sprint, aunque cuenta con el versátil Tim Wellens para optar por CG. Adam Hansen llega al Giro para sumar su 20º gran tour consecutivo y seguir haciendo historia.

Otros sprinters son Jean-Pierre Drucker (BMC), Francesco Gavazzi (ANS), Andrea Guardini (BAR), Sam Bennett (BOH), Danny Van Poppel (TLJ), Sacha Modolo (EFD) y Jakub Mareczko (WIL) entre otros.

¿Cómo?

Aunque la crono y dos proyectadas llegadas en sprint dominan la apertura de la carrera también hay que sumarle el calor y el viento como factores en Israel. Este Giro también contará con 3 días de descanso, aunque oficialmente el primero es más un traslado largo rumbo a Sicilia donde se celebrarán 3 etapas. Igual que el año pasado el primer contacto con la montaña de alto calibre se dará temprano, en la etapa 6, con el ascenso al Etna (1 cat. 15km media 6.5% y máxima 15%) con meta en el Observatorio astrofísico. Muchos corredores tienen claro que ese día es dónde está prohibido fallar.

Como es marca del Giro muchas llegadas no categorizadas tienen incluidas algunas rampas duras como las de Sicilia, así que hay que estar listos a los posibles cortes.


La primera llegada en alto, el volcán Etna. Etapa 6.

Luego de una para los sprinters (etapa 7) el pelotón se prepara para una llegada en alto en Montevergine di Mercogliano, una subida de 17 kilómetros con varas curvas a una media de 5% y máxima del 10%. Subida que puede hacer daño si se ataca a mucha velocidad y que dejará las piernas cansadas para una dura etapa 9 al día siguiente. Son 225 kilómetros con dos premios de primera categoría para cerrar en los ultimos 50: el Calascio (20km y el Gran Sasso d’Italia (26.5km media 3.9% y máxima 13% en los últimos 4km). La clasificación general ya tendrá jerarquías definidas y el pelotón podrá tener un día de reposo en territorio italiano.

Las etapas 10 y 11 se celebran en la media montaña habitual de los recorridos de la Tirreno Adriático en las provincias de Pescara, Ascoli, Perugia y Anacona, donde las fugas pueden tener su recompensa. La etapa 12 que llega al autódromo de Imola, otra de 200 kilómetros, tiene un premio de 4ª cat en los últimos 8 kilómetros que debe hacer el día interesante para los aventureros y embaladores.

La etapa 13 es muy similar a la anterior, con un doble paso por la meta en Nervesa della Battaglia y un premio de 4ª cat a 19 kilómetros del final.

Uno de los momentos más esperados de la carrera será la etapa 14 con 5 premios de montaña que terminan en el mejor “estadio de ciclismo del mundo”, el monte Zoncolan. Gracias a la distribución de sus curvas, el público puede disfrutar dese varios ángulos la subida de los protagonistas, haciendo más cercano el intercambio de emociones con los ciclistas. Una subida de 10.1 kilómetros con una media de casi 12% y máxima del 22%. La zona más dura es del kilómetro 8 al 4 porque ahí la media se incrementa al 15.3%. Esa es la gran primera prueba de fuego, donde los escaladores puros deben crear su cuenta de banco de tiempo antes de que llegue la crono. Con el aviso de que al siguiente día hay más montaña para cerrar la segunda semana.

La etapa 15 va de Tolmezo y Sappada con 180 kilómetros y 5 premios de montaña. Aunque la llegada no es la subida más exigente, más vale que los favoritos hayan reconocido las dos anteriores al cierre: Auronzo Di Cadore y Costalissoio, pues son bastante más duras.


Perfil de la Contrarreloj Individial, Etapa 17.

Luego del último día de descanso en el Trento el primer foco de atención será la contrarreloj individual larga de 34.2 kilómetros en terreno de columpios y curvas en escuadra para terminar en Roveretto. Tendremos el duelo entre los especialistas como Alex Dowsett, Tony Martin (TKA), Victor Campenaerts (LTS) y Vasil Kiriyenka (SKY) y el de los protagonistas de la general con especialización como Dumoulin y Froome. Luego de un día de descanso es difícil saber cómo llega el cuerpo para este duro esfuerzo y otros que se tienen que defender para no ceder su renta conseguida en las montañas.

La etapa 17 es corta (150kms) aunque tiene también desnivel acumulado y puede volverse un calvario si los equipos de sprinters persiguen a fondo a una fuga rumbo a la meta en Iseo.

Y luego viene un tríptico con tres llegadas en alto para las etapas 19, 20 y 21. Primero esta Prato Nevoso que cierra una jornada de 196 kilómetros y el ascenso de 1ª categoría (13.9 km media 6.9%, máxima 10%)con curvas constantes en los ultimos 5 kilómetros.


El Perfil de la etapa reina.

La etapa 20 es la denominada reina del Giro este año con 181 kilómetros entre Venaria Reale y la cima en Bardonecchia. En el medio se tiene que subir el Colle de Lys, el Colle de la Finestre --con sus 45 curvas y 9 kilómetros de sterrato, una media del 9.2% y máxima 14%-- a 2100 sobre el nivel del mar y Cima Coppi; luego el Sestriere (16km) y finalmente la subida a Bardonecchia, que es la más corta pero más explosiva del día. Son 7.2km a una media de 9.1% y máxima del 14%.

Y para terminar el calvario la etapa 20 tiene mas de 200 kilómetros entre Susa y Cervinia. Serán 3 premio de 1ª categoría contenidos en los ultimos 93 de la jornada en el Valle de Aosta. El primero de estos Alpes es el Col Tsecore (16km, media 7.7% y máxima 15%), luego viene el Col de Saint-Pantaleón con casi 30 curvas en 16.5 km de ascenso con media del 7.2% y máxima del 12%. Luego de 10 kilómetros en descenso se sube a Cervinia, a más de 2 mil metros sobre el nivel del mar. Es un premio de 18.2 km (media 5.2% y máxima 12%) que tiene un desnivel de 959 metros. Con esta cantidad de montaña en la ultima semana no se puede pronosticar el aguante al castigo al que se someterán los favoritos.

El pelotón tendrá un traslado en la mañana del domingo a Roma, donde se celebrará un circuito vespertino en Roma (Piazza del Popolo) al que hay que darle 10 vueltas para completar los ultimos 115 kilómetros del Giro.

El escenario es bello pero muy duro. El Giro de Italia también es un niño rebelde que no se deja domar por la especulación y es por ello que muchos lo consideran tan difícil de ganar. Hay saber escoger muy bien las batallas a librar y muy valiente para dar un zarpazo.



Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com