• Georgina Ruiz Sandoval

Así regresó Froome


Sin muchas respuestas nos quedamos con la primera incursión de Christopher Froome en la temporada 2018 en la Vuelta a Andalucía. Con el proceso de la revisión de su defensa por el Tribunal antidopaje de la Unión Ciclista Internacional en curso poco revelaron el corredor y el equipo durante los 5 días de la carrera 2 HC más allá del discurso oficial con los medios de que “hay que respetar el proceso y el corredor no ha hecho nada malo”.


Foto: Cortesía Team Sky @TeamSky

Efectivamente, Froome está en competencia porque el reglamento se lo permite, pero la percepción en parte del pelotón y en la mayoría de la opinión pública es que la sombra de la duda crece alrededor del deporte una vez más de la mano de una de sus principales figuras. Porque el tratamiento de las sustancias “controladas” por prescripción médica tienden a estar en una zona gris la lectura para mucha gente es de un “positivo”, término que está relacionado en la lista de las sustancias prohibidas por el reglamento.

Mucha afición y colegas me han preguntando sobre esta situación. El equipo SKY dice confiar plenamente en que Chris no hizo nada malo y que es inocente. Pero la última explicación que dio Brian Braisfold en Andalucía es que se está hablando de “número de ´Puffs´ o tomas del inhalador de Salbutamol” cuando el examen adverso habla de miligramos de sustancia (el cual se fue al doble de los permitido).

Los científicos junto con el abogado del corredor tendrán que demostrar que el cuerpo de Froome almacenó de alguna manera salbutamol –sin que él haya tomado más de 16 ´’puffs´’ en 24 horas, que es el número permitido por una exención médica (TUE)—y que luego liberó 2,000ng/ml su cuerpo en el examen de orina durante la última semana de la Vuelta a España.

Es difícil probar esta teoría. Y antes que aceptar un error de valoración en la toma del medicamento el SKY hará todo lo posible porque su corredor insignia no pierda el título de la Vuelta y la medalla de bronce en la crono individual de los Mundiales de Bergen. El reglamento dicta que están en su derecho. Pero estoy segura que de haberse abstenido de correr y esperar el dictamen, aún sin tener la obligación de hacerlo, esta situación no estaría escalando. En alguna parte tendría que saltar la prudencia, no por el corredor en sí ni por el equipo profesional con el mayor presupuesto del mundo, sino por el ciclismo.

Más allá de saber manejar es escrutinio público como ninguna otra escuadra del World Tour Chris Froome empezó de manera más que discreta su regreso a la competencia luego de 5 mil kilómetros de entrenamiento previo. En las dos llegadas en alto de Andalucía el británico no estuvo entre los que disputaron el podio, aunque la segunda fue afectada por un pinchazo. Pero en la contrarreloj individual Froome quedó a 27 segundos del ganador de la etapa, su coequipero David de la Cruz, resultado que él mismo consideró por “debajo de sus expectativas”. Si es en parte por la presión, por llevar un bajo perfil o simplemente porque es el inicio de la campaña, el resultado no es algo habitual para el capitán del SKY.

La próxima salida de Froome con el equipo será en Tirreno Adriático, donde la única vez que ha participado fue en 2013 y ocupó el 2º lugar detrás de Vincenzo Nibali. Esta es una carrera que normalmente no incluye en u camino al Tour de Francia, pero ahora Chris está pensando en el Giro de Italia.

Por el momento el Team Sky no se nota muy apurado en contar con Froome, ya que en este inicio de temporada los éxitos están llegando con Michael Kwiatkowski, Geraint Thomas, Egan Bernal y Wout Poels. Y un poco más tarde vendrá también Sergio Luis Henao, quien sin duda intentará mantener el ritmo victorioso del equipo en la defensa de la París-Niza.

“Nadie tiene más interés que yo en que esto se resuelva rápido”, declaró Froome. Pero créanme que RCS y ASO están más apurados que él.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com