• Georgina Ruiz Sandoval

Grandes apuestas, el Giro de Italia 2018


Tener al actual campeón defensor del Tour de Francia para la edición 101º del Giro de Italia es una victoria importante para la organización de la corsa rosa, que ha intentado por muchas vías estar a la par en importancia de la ronda gala en los últimos años. La figura de Chris Froome fue quizás la noticia más importante dentro de la presentación del recorrido 2018, ya que desde 2012 el Giro no contaba con el campeón del Tour de Francia de la temporada anterior, en ese caso Bradley Wiggins. La presentación de Wiggo en Italia no fue muy afortunada en 2013 pues no lo terminó por caídas y enfermedad, aunque nosotros lo recordamos porque Rigoberto Urán ganó su primera etapa en el Giro y tuvo su primer podio.

Es una gran motivación tratar de ir por victoria en un tercer gran tour de manera consecutiva. Hay que buscar nuevos retos y hacer algo que la gente no espera para crear variedad”, declaró Froome vía comunicado oficial del equipo. Solo dos corredores han podido ganar tres Grandes consecutivas; Eddy Merckx (72-73) y Bernard Hinault (82-83), aunque entonces la Vuelta a España era la primera grande del calendario.

Cabe hacer mención que la única ocasión en que Froome participó en el Giro fue en 2010, cuando fue descalificado por sujetarse de una moto.


Con un mensaje de video Cris Froome (SKY) anunció su participación en el Giro 2018

Foto Instagram @Soldainicycling

El Giro quiso salirse del molde cuando decidió iniciar su próxima edición en Israel, una zona del mundo donde la política ha evitado la organización de eventos deportivos de nivel mundial. Esta resolución le ha ganado críticas y manifestaciones de descontento de varios grupos y tendrá que vivir ellas en los próximos meses.

El recorrido del próximo Giro de Italia es también un reto logístico ya que tuvo que incluir un día de descanso extra por el traslado desde medio oriente a Sicilia. Luego de 3 etapas en la isla más grande del Mar Mediterráneo el curso seguirá su camino siempre al norte para tocar diferentes vertientes de los Alpes y luego hacer una transferencia aérea entre Cervinia y Roma la víspera de la última etapa.

Son 3,546.2 kilómetros totales que inician con una crono individual de sólo 9.5km en Jerusalem. La siguiente contrarreloj no llegará sino hasta la etapa 16 para el inicio de la tercera semana con 34.5 kilómetros entre Trento y Rovereto. Y si de llegadas en alto se trata, el Giro de Italia se despachó con la cuchara grande con 8 y una que otra dura rampa en otras etapas. El Etna repite su presencia luego de haber sido incluido también temprano el año pasado, aunque ahora se llegará al observatorio astrofísico (etapa 6) y no al refugio Sapienza.

Para cerrar el primer bloque en suelo italiano antes del segundo día de descanso el pelotón tienen un par de llegadas en alto en el Montevergine di Mercogliano (etapa 8) y el Gran Sasso d´Italia (etapa 9), ambas etapas con más de 200 kilómetros de recorrido.

Las siguientes 4 etapas serán escenario para los ataques y los sprinters, incluida la jornada más larga de la carrera con 239 kilómetros entre Penne y Gualdo Tadino.


El Zoncolan --una de las cimas más duras del ciclismo (10.1 kms con media 11.9% y máxima 22%)-- regresa luego de 3 años de ausencia y solo por sexta ocasión en la historia del Giro. La etapa 14 con este temido monstruo de los Alpes cárnicos tiene un desnivel acumulado de 4,400 metros. La segunda semana se cierra con otra etapa de montaña de 178 kilómetros con escenario en los Dolomitos.La etapa 15 presenta dos premios de montaña inéditos (con media sobre el 10%) en el último tercio del trazado y cierra en Sappada con una ligera inclinación.

El día de descanso final es en Trento desde donde arranca la segunda crono individual (34.5 km) con algunos columpios y un falso llano constante hasta la meta en Rovereto. La etapa 17 será la penúltima oportunidad de los sprinters antes del circuito final en Roma. El Giro de Italia se decidirá en tres etapas de montaña que empiezan con 196 kilómetros con llegada a Prato Nevoso, que solo se ha incluido en otras 3 ocasiones --la última en 2008 con la victoria de Simon Gerrans--.

Las etapas 19 y 20 son las más difíciles de la carrera. El viernes 25 de mayo la batalla se traslada a los alpes occidentales con 4 premios de montaña en 181 kilómetros. El Colle del Lys, el Colle delle Finestre --Cima Coppi 2,178 msnm-- y sus 9 kilómetros de terracería, el magnífico Sestriere y se cierra con el Jafferau de 7 kilómetros de longitud y media del 9%. Aunque esta puede ser nombrada la etapa reina la etapa 20 no se queda atrás.

El sábado 26 de mayo la organización se guardó una etapa de 214 kilómetros con 4,500 metros de desnivel en tan solo 3 puertos: el inédito Col Tsecore, St. Pantaléon y la llegada a Cervinia (cima incluida apenas por 5ª ocasión en la historia), una que nos trae buenos recuerdos con la victoria de etapa de Andrey Amador en 2012.

La caravana tendrá una transferencia en avión desde los Alpes hasta Roma para terminar la tarde del domingo 27 con un circuito de 11.8 kilómetros al que hay que darle 10 giros por puntos históricos de la capital italiana para terminar a los pies del Coliseo.

Vincenzo Nibali (TBM) y actual campeón del Giro Tom Dumoulin (TGA) no confirmaron si estarán presentes en la salida 2018 y esperarán para tomar esa decisión. Por su parte Fabio Aru, quien estará con el Emiratos Arabes Unidos presentado by Emirates el próximo año, dijo que encuentra un buen escenario para luchar por el título con la presencia de Froome. Probablemente el Giro se cambie la planeación de otros equipos con el atractivo de tener al capo del SKY. Quizás ayude a distribuir el calendario del Movistar con un Mikel Landa a quien le gusta más el Giro. Por su parte el Astana hace unos días había candidateado a Miguel Ángel López como su líder para la corsa rosa y creemos que es un recorrido que le va bien al colombiano.

El hecho de que Froome arriesgue con el desgaste previo al Tour de Francia puede beneficiar las candidaturas de Nairo Quintana (MOV) y otros corredores como Thibaut Pinot (FDJ) o Romain Bardet (AG2), aunque hay que sortear el pavé y las cronos del TDF también. La apuesta de Froome será alargar la racha a 4 grandes si quiere también un quinto Tour, El recorrido del Giro 101º es muy difícil, pero por el calendario de la copa del mundo en 2018 el Tour iniciará hasta el 7 de julio, dándole al británico casi 6 semanas completas de descanso entre ambas. Al tiempo.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com