• Georgina Ruiz Sandoval

El método de la eficiencia


Si tuviéramos que decidir quién salió ganando más en la primera etapa alpina la respuesta probablemente es Chris Froome (SKY) quien mantuvo a raya al corredor más impetuoso en la montaña que fue Romain Bardet (AG2) y que en conjunción con esos ataques del corredor francés, se pudo distanciar a Fabio Aru (AST). Pero tácticamente quien pudo hacer una buena carrera llevando el desgaste al límite sin ir a fondo para cuidar las perspectivas de los próximos días, ese fue Rigoberto Urán (CDT).


Rigoberto Urán sólido después de 17 etapas, reponde a todos los ataques.

Foto © ASO/Alex BROADWAY

No dudo que Rigo haya sentido la dureza de esos últimos cuatro kilómetros más difíciles en el Galibier, pero salió a los ataques de Bardet para nunca tener que remar desde atrás. Aprovechó que Chris Froome tenía a Mikel Landa para hacer la bajada sin tener que gastar tanto y al final aprovechó su cualidad para embalar en grupo pequeño para ganar en la bonificación de segundo lugar. Inteligencia y eficiencia. Rigo es un corredor todo terreno, que ha aprovechado su cualidad “diesel” en la subida, quizás no con la explosión de cambio de ritmo como lo tiene un Fabio Aru, pero lo suficientemente fuerte para reaccionar a ello. Aprovecha sus puntos positivos entre lo cuales se cuenta la ecuanimidad en la toma de decisiones bajo presión.

Aquellos que opinen que Rigoberto no tiene equipo y que va solo creo que trivializan la esencia del deporte. Nadie llega a un grupo de favoritos en la alta montaña por fuerza unitaria. Claro que si alguien quiere comparar al SKY con otros equipos pues se encontrará con diferencias significativas empezando por el presupuesto. Hay que decir que el Cannondale Drapac llegó con la aspiración de ganar una etapa que el mismo colombiano les cumplió en la segunda semana, pero de la mano de esa actuación (contra los pronósticos por la avería en la bici de Rigo) la escuadra de los Estados Unidos ha puesto los recursos del equipo --más joven en promedio del Tour de Francia este año-- a trabajar alrededor del afable antioqueño. No es un secreto que una de las mejores armas que tiene Rigo para ganarse el respeto de sus compañeros es precisamente el respeto que él le da a cada uno de sus coequiperos y el ambiente relajado con el que trata de conservar el gusto primario por este deporte: el gozo de estar montado en la bicicleta.

Poco a poco la "mancha verde" del Cannondale Drapac ha ocupado lugares más predominantes en el pelotón en los últimos días. Si alguien pretende ver a un gregario con Rigo en el momento de definición de etapa creo que tiene que mirar alrededor del grupo de los favoritos para darse cuenta que ese lujo solo lo ha podido tener SKY --desde hace varios años-- y una que otra ocasión el AG2R La Mondiale en este Tour. Por ello el equipo que dirige Charlie Wegelius en este Tour ha puesto corredores en fuga para que en determinado momento apoyen a Rigo con algunos kilómetros en la subida.

No hay nada más poderoso que la fe en un capitán que responde y lidera con el ejemplo.


Con bonificaciones disponibles, Rigoberto Urán (CDT) atacó la linea en Serre Chevalie.

Foto © ASO/Bruno BADE

Rigo ha aprendido que cuando se es bueno en el plano general, pero no superlativo en ninguno de ellos, hay que saber utilizar el método de la eficiencia. Una gran parte de la afición querrá ver a Rigo en ataque en el Izoard. Y téngalo por seguro que si los cambios de ritmo estuvieran de su lado, lo haría. Pero es segundo en la clasificación general y es una perspectiva que pocos corredores pueden tener en su carrera. No estamos diciendo que Rigo no quiera ir por el título. Por supuesto, es lo que todo corredor profesional aspira. Pero el Tour de Francia es un negocio en que si se apuesta demasiado se puede perder todo de un golpe. No hay duda de que si atacan Froome, Bardet o Aru el corredor antioqueño tenga la capacidad de responderles. Confiamos que aún sin haber tocado su reserva Rigo lo vuelva a hacer en la etapa 18. Ahora, si Urán es capaz de estar ahí y sacar diferencia por bonificación y un corte de tiempo el maillot amarillo ya no es un sueño sino una realidad. Pero si no se puede sacar tiempo hay que entender que él no es el único que peleará por abrir hueco y que todos van ya con las fuerzas justas. Además luego de Alpes hay una etapa el viernes de 222.5 kilómetros en donde también hay que estar vigilantes para evitar errores y dejar algo para la contrarreloj.

Cómo lo comentamos en la transmisión en vivo que hacemos del Tour hay queconsiderar que según el recuento de nuestro colega Shane Stokes --en su reportaje sobre el colombiano el segundo día de descanso--, la bicicleta con la que Rigo iba a salir en la etapa 1 contrarreloj en Düsseldorf fue primero aprobada dos horas antes de la crono y luego rechazada por los comisarios de la UCI encargados en verificar las posiciones y distancia del manillar. Sin tiempo para hacer los ajustes que pedía el comisario Urán tuvo que salir con la bicicleta de repuesto CRI, lo que no es nunca la primera opción sino la de emergencia. En esa bici y con piso mojado Rigo cedió 51” con Chris Froome en 14 kilómetros. Así que seguramente no vimos la mejor versión que el colombiano podía haber dado en la cabra.

Fabio Aru (AST), quien perdió su posición de podio en la etapa 17, comprendió su derrota en la jornada pero lanzó al aire su promesa de que "su Tour no ha terminado". Romain Bardet (AG2) dijo haber cumplido con su premisa de atacar y aunque haya dado a entender que Rigo “no arriesgó lo mismo que el resto del grupo”, tendrá que entender que cada corredor utiliza sus recursos de la manera más eficiente. Y los del francés, si quiere ganar el Tour, están la montaña.

El maillot amarillo está satisfecho con sus sensaciones, al parecer más cómodas que en Pirineos, y más apoyado que nunca en su equipos. Mikel Landa (SKY) tiene ahora la posibilidad de estar en el podio y acompañar a su capitán Froome, pero también será el mayor sacrificado en un caso de emergencia porque aunque Chris perdiera por segundos el jersey, el británico sigue teniendo su habilidad contrarreloj como recurso para recuperarlo.


#SiMeAtrevo

Otras dos cosas que destacar de este miércoles es que Alberto Contador (TFR) seguirá cosechando admiradores por su valentía y apuestas que pone en carrera aun con las posibilidades remotas pero aún existentes de ganar una etapa. La lucha en el grupo de los favoritos echó abajo su salida tempranera así como el de casi toda la fuga, donde también estaba la oportunidad de Darwin Atapuma (UAE), quien fue 2º en la cima del Galibier solo detrás del que se iba a coronar ganador de etapa: el esloveno Primoz Roglic (TLJ).

No ha sido una tercera semana que espera poder brindar Nairo Quintana. Esta primera etapa de Alpes fue dolorosa para el líder del Movistar Team, ya que salió del top 10 de la general al perder 6:34" con el grupo del lider. Invitado a salir en la escapada de Alberto, Nairo no pudo sostener el ritmo del madrileño. Hay que tener armadura para poder sobrellevar una situación muy ajena a lo que Nairo estaba acostumbrado. “Otro día de lucha y otro día de sufrimiento. Se ha pasado un día muy duro pero hemos terminado bien. No hay piernas y lo único que podemos hacer es terminar la carrera, no abandonar y seguir hasta París. Mañana se espera otro día de sufrimiento", dijo al final. El balance de este Tour no puede caer solo en las espaldas de los corredores, debe haber responsabilidades compartidas porque se debe ganar y perder como equipo.


La meta es llegar a Paris para Nairo Quintana (MOV). Foto © ASO/Thomas MAHEUX

ETAPA 18

Este jueves tenemos la última llegada en alto de este Tour. Son 179.5 kilómetros entre Briancon y la cima del Izoard. Hay un premio de 3ª categoría hasta el kilómetro 60 de carrera mientras se hace la travesía por terreno escarpado en el departamento de Hautes-Alpes. Se sube entonces al Coté des Demoiselles Coiffées (2.9km al 5.2%). Con la infortunada salida de Marcel Kittel (QSF) por los efectos de una caída en la etapa 17, Michael Matthews (SUN) de cualquier manera tratará de sellar los puntos del sprint intermedio al kilómetro 91.5 de carrera. Luego de ello se comenzarán a preparar las armadas de los equipos del top 10 para enfrentar el Col de Vars de 1ª categoría (9.3km a 7.5%) donde parte de ese batallón quedará diezmado.

Una bajada de 18.5 kilómetros llevará al pelotón a otro tramo de transición y a las faldas del sinodal final de la carrera en los Alpes: el Izoard de categoría especial con un ascenso de 14.1 kilómetros a una media del 7.3%. Los primeros 8 kilómetros tienen un gradiente donde un grupo relativamente grande puede llegar. Pero entre los kilómetros del 7 al 5 a meta viene el primer segmento al 10%, si alguien quiere ganar la etapa será aquí donde se tenga que arrancar. Se mantienen la dificultad del camino con por lo menos el 8% hasta llegar a Casse Déserte, donde hay un ligero respiro para terminar los ultimo 1800 metros con una media del 10% y una dura serie de curvas. La recta final tiene solo 130 metros luego de salir de una curva a la izquierda.

Muchos habrán criticado la falta de llegadas en alto, pero creemos que el diseño de este año nos ha permitido ver una carrera sumamente cerrada. De cualquier manera esta cima puede decir mucho sobre el acomodo del podio todavía.

CLASIFICACIÓN GENERAL LATINOAMERICANOS

2º Rigoberto Urán (CDT) +27”

12º Nairo Quintana (MOV) +12:54”

18º Carlos Betancur (MOV) +35:23”

26º Sergio Luis Henao (SKY) + 1h 05:19”

42º Jarlinson Pantano (TFS) +1h 44:45”

43º Darwin Atapuma (UAE) +1h 45:46”

57 Esteban Chaves (ORS) +2h 01:30”

70º Eduardo Sepúlveda (FVC) +2h 21:40”

81º Andrey Amador (MOV) +2h 28:54”

CLASIFICACIÓN GENERAL TOP 20



Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com