• Georgina Ruiz Sandoval

La decisión de Nairo


Era una oportunidad de oro que un ciclista de la talla de Nairo Quintana no se podía dar el lujo de pasar de largo. Encontrarse con la posibilidad de hacer el doblete Giro-Tour con la significancia histórica de la edición del centenario de la corsa rosa como incentivo y la ventana a probar sus capacidades a una edad idónea en evolución profesional.


El boyacense tiene muy claro que, más allá de los triunfos que ya lo dejan parado como el mejor ciclista por resultados en la historia de su país, lo retos personales con un toque distintivo es lo que hace no a los campeones, sino a las leyendas. Cierto es que solo le falta el Tour de Francia para completar el más increíble palmarés que puede tener un corredor de carreras por etapas, y es un objetivo claro en su carrera. De hecho Nairo en sus tres participaciones ha tenido el mismo número de podios en la ronda gala y solo le falta pisar el escalón más alto. El Tour es la carrera que todos sueñan ganar y es un objetivo para el colombiano pero tampoco hay fórmula perfecta que te ofrezca una garantía para ganarlo. ¿Por qué no probar por una vía completamente distinta que en otros años?

Los corredores con carácter suelen ponerse a prueba por la vía más complicada para saber el límite de sus capacidades. Correr el Giro de Italia no significa que haya que ganarlo, hay muchas formas de hacerse presente en una grande por las vías de clasificación de la montaña y las victorias de etapa. También el resultado depende de la nómina que el equipo plantee llevar a apoyar la causa de este doblete. Por cierto esta será la primera vez desde el Giro que ganó Nairo en 2014 que correrá una grande sin contar con Alejandro Valverde en la misma novena.

El anuncio del calendario “liviano” en días de competencia en su primera parte de la temporada antes de que viaje a Italia también refleja un cambio en su manejo de desgaste para poder tener dos picos de forma en los primeros 7 meses del año. Antes de la Corsa Rosa solo tendrá 20 días en carreras (Mallorca Challenge, Vuelta a la Comunidad Valenciana , Abu Dhabi y Tirreno Adriático). De ahí regresará a casa para mantenerse en campamento de altura antes de regresar a la acción a finales de abril con la Vuelta a Asturias (3 días) y calentar piernas para el inicio del Giro en la isla de Cerdeña el 5 de Mayo.

Puede ser que Chris Froome, el rival máximo de Nairo en las grandes, piense que Quintana puede con tanque a medias tras el esfuerzo del Giro. Pero también puedo asegurarles que le ha dado un poquito de envidia no poder tomar esa misma decisión. El patrocinador del equipo británico tiene una fijación con el prestigio del Tour de Francia y apuesta a que Froome tenga el escenario perfecto para que sume su cuarto título y el tercero en línea.

Pero hay intangibles que no se miden con las pruebas de esfuerzo y el potenciómetro. Si Nairo sale con un buen resultado del Giro, con la posibilidad de un título, la motivación del colombiano habrá ganado bonos. El corredor colombiano está buscando el reto más difícil de su carrera hasta ahora pero se puede dar el lujo a los 27 años. Y quizás escriba una página más allá de las fronteras de Colombia.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com