• Georgina Ruiz Sandoval

Atacar o no atacar, esa es la cuestión



© PresseSports/B.Papon

Podemos buscarle muchas vueltas a la estrategia del Movistar pero al final los dos hombres que cuentan en la clasificación general en el duelo por el título son Nairo Quintana (MOV) y Chris Froome (SKY) y la paridad de fuerzas es lo que ha prevalecido en esta primera semana. El único momento en que el colombiano le dejó de seguir la pista al británico fue cuando Froome aprovechó la bajada en solitario para ganar 23 segundos incluida la bonificación.

Subiendo el SKY ha tratado de hacer la diferencia con su tropa cargando la responsabilidad del maillot amarillo y si algo aprendió Froome el año pasado es que necesita tiempo sobre Nairo para proteger la tercera semana que es donde el lider del Movistar está en su mejor momento. En el camino a los Alpes se verán las caras una vez en la subida al Mont Ventoux etapa 12, en la crono individual (37.5 km) de la etapa 13 y otra etapa de montaña para cerrar la semana aunque no termina en alto el próximo domingo.

Que el equipo SKY ha permanecido mayormente con Froome es cierto, que tienen grandes escaladores y que tiene a un hombre muy fuerte para reventar al grupo en Sergio Henao también es cierto, pero aun cuando Nairo se ha quedado con menor número de gregarios y hasta solo lo que importa es que sigue a la rueda del británico… por ahora. En ciclismo uno ataca cuando hay fuerzas, cuando el rival está en un momento débil y sobre todo cuando se considera que los dividendos de lo que se va a ganar supera el riesgo de lo que se puede perder.

Entendemos que muchos aficionados quieren ver a un corredor hacer explotar al grupo, algo que a todos nos emociona. Pero esa condición de fuerza no se da todos los días. Hasta los más osados saben agazaparse para no dejarse leer las intenciones y verdaderas fuerzas. Cuántas veces no hemos presenciado una envalentonada salida y luego la dramática pesca por parte de otros que fueron quizás prudentes. El Tour de France es el premio más codiciado del ciclismo internacional y es difícil para los favoritos arriesgar por lo que han entrenado tantos meses. Pero tengan por seguro que cuando le llega el día de cosechar a algún corredor, cualquiera que sea el margen conseguido, hará lo imposible para proteger esa ganancia a riesgo de parecer timorato o conformista.

Este domingo la jornada pasó de un calor extremo a una tormenta de granizo, un consumo de 6400 calorías y 4263 metros de desnivel en la primera etapa con llegada en alto de categoría especial en Arcalis y es lógico que llega uno arrastrando cansancio y tensión de 8 días. Arriesgar por valiente en un momento donde ya se va con lo justo puede echar para atrás todo el cuidado de esta primera semana. Son los menos quienes han sido los que salvaron averías mecánicas, caídas o enfermedad, así que Froome y Quintana tiene eso a su favor, pero sabemos que Nairo es lo suficientemente inteligente para guardarse hasta que pueda hacer una diferencia sustancial. Si yo viera que con mi mejor equipo no he podido sacudir a mi rival principal pues seguiría un poco nervioso aun con una ventaja de 23 segundos que no me pueden proteger de un pinchazo o de una pájara.

La reserva de estos titanes comienza su descuento desde el día que empieza la carrera y es lógico que cada esfuerzo mayor va haciendo minando el cuerpo. Esfuerzos magnos quedan muchos como la subida al Monte Ventoux, las dos cronos, la subida al Finhaut-Emosson y Mont Blanc y la llegada a Morzine.

Eso sí, esperamos que el Movistar esté consciente de que no puede abarcar tanto con un equipo como el SKY como su principal enemigo. A nuestra consideración ir por victorias de etapa o clasificación por equipos pueden llegar a distraer los recursos que Nairo necesita a su alrededor.

El mejor joven Adam Yates (OBE) y Dan Martin (EQS) tuvieron una gran semana y no es sorpresa porque han tenido éxito en carreras de 7-8 días. Pero otra cosa es el fondo de tres semanas cuando sus equipos no están preparados para soportar su candidatura a la general. De ahí que en cualquier momento Nairo suba al podio para hacerle la presión psicológica a su competidor directo. Pero no se pueden descuidar hombres como Romain Bardet (AG2) que tiene un equipo más fuerte alrededor, un Fabio Aru (AST) que aunque cedió tiempo en Arcalis puede regresar con su estilo explosivo o un Tejay van Garderen si es que por fin se llegan a poner de acuerdo en el BMC por quién van a apostar. Richie Porte salió a atacar y aunque distanció a un par de enemigos no recortó tiempo con Froome y subió del puesto a18 al 14, mientras que su ataque perjudicó a Tejay quien de estar 8º cayó al 11º y cedió 38” en la meta a Arcalis.

Bauke Mollema (TFS) y Louis Meintjes (LAM) han podido sobrevivir con solo un punto de apoyo en las subidas (Schleck y Durasek respectivamente).

Tras la salida de Alberto Contador (TNK) en la última jornada de la primera semana por malestares y fiebre, el número de rivales de experiencia se redujo. Froome dijo que lamentaba su salida pero que ya no tendría que preocuparse de un “intento de salida del madrileño en un ataque de 100 kilómetros”. Ahora el Tinkoff tiene en la batalla a Peto Sagan por el maillot verde, Rafal Majka a cargo del liderato de montaña y a un Kreuziger buscando regresar al top 10 pues este domingo perdió 42” y no sabemos si la dinámica en el equipo sea la misma con él como capitán.

Cuando hablamos de victorias de etapa la situación cambia en el porcentaje de arriesgue. Con Tom Dumoulin (TGA) y Steve Cummings (DDD) hemos visto que a pesar de ser caracterizados como contrarrelojistas ambos corredores adaptaron la especialidad a su favor aun con duros premios de montaña de por medio. Esos ataques victoria de la jornada son diferentes ya que vaciarse por la gloria dejan a un lado el hecho que mañana puedan terminar en el grupetto.

Ahora es importante la recuperación física y moral. El equipo del futuro campeón de este Tour de France tiene una gran responsabilidad en sus manos en estos días de descanso. Y recordamos que ser lider por ahora quita más tiempo de descanso por la atención mediática.

Los sprinters ven con horror que la jornada del martes inicia con un premio de 1ª Categoría y que necesitarán pasarlo para poder luego pensar sobrevivir otro premio de 3ª Cat al cierre de la jornada si es que quieren ser protagonistas. Y en estas cotas también se puede crear el caos entre los de la general, pues el Cote de Saint-Férreol (1.8 km a 6.6%) se corona a 7km de la llegada en Revel que tiene dos curvas de 90 grados en el último kilómetro.

CG Latinoamericanos: 4º Nairo Quintana (Col-MOV) 23”, 8º Sergio Henao (Col-SKY) 44”, 28º Eduardo Sepúlveda (Arg-FVC) 16:57”, 39º Jarlinson Pantano (Col-IAM) 35:47”, 71º Winner Anacona (Col-MOV) 1h 03:21”, 146º Maxi Richeze (Arg-EQS) 1h 46:23”.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com