• Georgina Ruiz Sandoval

A las afueras del tríptico pirenaico


Más pronto que tarde llegó la victoria de la diferencia y Mark Cavendish (DDD) subió al segundo escaño en victorias en la historia del Tour de manera solitaria. Con un embalaje saliendo de atrás de la rueda de Marcel Kittel (EQS) Manxman puso la número 29 para dejar a atrás el empate que tenía con Bernard Hinault y solo perseguir ahora la figura del caníbal Eddy Merckx quien tiene 34. El corredor del Dimension Data trae está que no cree en nadie y el éxito en sus intentos ha crecido como una bola de nieve aun luchando con trenes más poderosos que el suyo. Cavendish además puso un poco de tierra de por medio en la clasificación del maillot verde ahora con 22 puntos sobre Kittel y 29 sobre Peter Sagan. Pero por ahora los veloces tendrán que respirar profundo porque les toma subir la montaña.

Luego de las kilométricas 3 etapas de más de 200 kilómetros y una de 190.5 con llegada al sprint el pelotón se preparar para una jornada más concentrada en distancia en el primer encuentro con los Pirineos, que llegan bastante temprano comparados con otros recorridos del Tour donde la primera subida de 1ª categoría no llegaba sino hasta la segunda semana.

Son 162.5km con meta en Lago de Payolle que se estrena en el TDF, una comunidad pequeña de 1400 habitantes dentro de la municipalidad de Haute-Bigorre. Esta zona turística comprende los Altos Pirineos donde la población total suma casi el cuarto de millón de personas que tanto en invierno como en verano tienen trabajo atendiendo a miles visitantes.

La cima del Col d’Aspin nunca había tenido el protagonismo que recibirá en la etapa 7, pues se había limitado a ser un aperitivo flanqueado por el Tourmalet y el Perysoude. Esta cima es pedaleable con una media de 6.5% en 12 kilómetros (y una máxima de 9.5% en el km 8 de ascenso) y se convertirá en plataforma de lanzamiento pues la meta de la jornada está pasando la cima con un descenso de 5 kilómetros seguidos de una rampa rumbo al lago con una media del 5.9% que luego se suaviza en los ultimos 300 metros.


Sabemos que bajando Nibali puede llevar a su rueda a Aru y Valverde a Quintana. Si Geraint Thomas se encuentra mejor de su golpe en las costillas él sería el indicado para ayudar a bajar a Froome, mientras que Sergio Henao haya hecho quizás trabajo de selección en la última parte del Col d’Aspin. Otros escaladores que pueden tomar por asalto y que no están metido en el mismo tiempo de los líderes podrían aprovechar esta cima para intentar victoria de etapa como Rui Costa (LAM) o Mathias Frank (IAM). Bauke Mollema (TFS) podría ser otra opción.

Es muy posible que una fuga pueda volver a tomar protagonismo tomando en cuenta el botín de los puntos de la montaña que reparte 10 al primer lugar, aunque eso solo los dejaría a 3 puntos del todavía lider Thomas de Gendt (LTS) a quien no sería raro ver en esa búsqueda.

Chris Froome (SKY) ha admitido que su equipo se ve fuete pero que aún le falta llegar a su mejor forma como colectivo pues Landa y Poels se han quedado atrás de las espectativas en la primera semana, y quizá él mismo esté buscando esa parte alta de la curva en el primer duelo de la alta montaña.

Por su parte Nairo anota: “Mañana ya será una jornada dura con el Aspin, donde esperamos que la carretera empiece a poner a cada uno en su sitio. ¿Que si Froome atacará el primer día como otros años? Pienso que probablemente volverá a hacer lo mismo”.

Lo cierto es que nos espera una jornada muy movida pero los Pirineos aun nos guardan otras dos jornadas con el domingo como plato fuerte con llegada en Alto en Andorra.

CG Latinoamericanos: 7º Nairo Quintana (Col-MOV) 5:17”, 15º Sergio Henao (Col-SKY) 5:17”, 30º Eduardo Sepúlveda (Arg-FVC) 8:44”, 44º Jarlinson Pantano (Col-IAM) 13:22”, 87º Maxi Richeze (Arg-EQS) 26:43”, 141º Winner Anacona (Col-MOV) 33:36”.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com