• Georgina Ruiz Sandoval

No te vayas Fabs


Hace unas semanas supimos de la decisión de Fabián Cancellara de decirle adiós al deporte que tanto le ha dado y que tanto le ha quitado también. Pero después de verlo ganar en la Strade Bianche 2016 a puro golpe de pedal como en sus mejores días nos mueve la nostalgia de saber que ya solo nos quedan unos meses para disfrutar de un espíritu combativo con un extraordinario físico, de un hombre tan inteligente como emotivo.

Ese perfil del tan famoso sobrenombre de "Spartacus" dejó boquiabiertos a los aficionados durante 15 años con la avalancha de resultados internacionales acumulados tantos en campeonatos del mundo como en clásicas, carreras de semana y las Grandes. En muchas ocasiones el mismo éxito y dominación de Fabián hizo que igualmente se le revirtieran muchas veces las oportunidades como hombre señalado favorito sobre todo en las clásicas donde talentos como el suyo, Tom Boonen y ahora Peter Sagan sufren por tener todos los reflectores en la espalda y la vigilancia de los rivales.

A los 34 años el físico del relojito suizo ha pasado por innumerables caídas, fracturas y enfermedades que frustraron algunas conquistas como el derrape que sufrió en la prueba de Ruta de los Juegos Olímpicos de 2012 y que evitó pudiera disputar a fondo la prueba CRI. Pero por esas amargas rachas hubo momentos insospechados como su medalla de plata de ruta Beijing 2008 --con uno de los circuitos olímpicos más difíciles hasta ahora celebrados-- atrás de la estela de un escalador puro como el otrora campeón Samuel Sánchez. Pero en esos mismos Juegos Cancellara reclamaría la de oro en la Crono. En otros momentos de gloria un hombre con su punto de velocidad en remate y especialidad CRI pudo vestir las camisetas de líder del Tour de France, la Vuelta a España y otras carreras de una semana donde incluso conquistó las clasificaciones generales como el Tour de Suiza, la Tirreno Adriático y el Tour de Omán.

Estar a las puertas de su salida del pelotón profesional le causan seguramente a Fabián un poco de angustia porque, más allá de hasta dónde lo pueda llevar su actual forma, la mente puede jugarle en contra si las emociones nublan su lectura en las carreras en las que quiere repetir como una segunda Milan San Remo (la primera fue en 2008) o sumar el cuarto triunfo en la Paris- Roubaix o el Tour de Flandes que también tiene contempladas en sus planes. Yo no dudo que en el pelotón flote ese respeto no escrito para con el corredor helvético, pero eso no quita que otros hambrientos y mas jóvenes clasicómanos intenten ponerse a tú por tú con un experimentado navegante de los adoquines y las eternas distancias.

En la 10º edición de la Strade Bianche Cancellara mantuvo sus opciones en el pelotón de los favoritos hasta que llegó el momento de buscar la salida adecuada que marcó Peter Sagan a la que le siguió Znedek Stybar. Si bien Fabs echó mano de su potencia en un par de ocasiones, fue ecuánime mayormente junto con Sagan para colaborar en mantener su diferencia sobre el grupo que perseguía y la superioridad numérica del Etixx - Quick Step en los últimos 15 kilómetros. El equipo belga parecía tener la mejor estrategia con un Gianluca Brambilla motivado y en ataque mientras que el campeón defensor Stybar hacía sala de espera. Fue en la eterna rampa del último kilómetro de regreso a Siena donde Brambilla se ilusionó con la victoria para ser dramáticamente alcanzado por Cancellara y Stybar. El suizo manejó con mucho cálculo cada ángulo de los ultimos 200 metros -incluida la curva final-- dónde nunca le permitió espacio para rebasar al corredor checo. Los pistones de Cancellara fueron mucha pieza en la jornada y consiguió el triplete en esta bella y complicada carrera italiana.

Por exhibiciones como esta es que desearíamos pedirle a Cancellara que no se vaya, aunque creo que tendremos que contentarnos con seguirle los pasos en lo que esperamos sea la campaña de ensueño, no solo por simpatía, sino por pura demostración deportiva.


Bicigoga

© 2016 Bicigoga. Creada con Wix.com

¿Te interesa anunciarte con nosotros?  contacto@bicigoga.com